Ir al contenido principal

Jackie Brown

Publicada en 1998


El Retorno de Quentin

Para todos aquellos que deliramos con sus historias ácidas, llenas de violencia y la música más original, Quentin Tarantino está de regreso.

Jackie Brown abunda en personajes que a través de una historia la cual nunca deja ver qué rumbo va a tomar, se van relacionando unos con otros, se utilizan y traicionan para obtener lo mejor para cada quien. Pam Grier es Jackie, una aeromoza cuarentona que está tratando de mejorar su calidad de vida. Cuando es puesta bajo custodia por el agente especial Ray Nicolet, se revelan muchos detalles sobre su pasado.

Jackie trabaja para Ordell Robbie -Samuel L. Jackson-, un traficante de armas astuto que acaba de volver a asociarse con su compañero Louis Gara, un  oscuro e inteligente ex-convicto que Robert De Niro lleva a la vida sin problemas. También están Melanie (Bridget Fonda), la novia sexy y floja de Ordell y finalmente Robert Forster, nominado al Oscar® por su interpretación de Max Cherry.

Tarantino tiene un manejo asombroso y diferente de la cámara y lo demuestra en Jackie Brown, aplicando su toque personal  para crear una historia con un estilo que recuerda a su obra maestra, Pulp Fiction. 

La película además cuenta con excelentes actuaciones. Pam Grier está perfecta como Jackie, una mujer que está determinada a no dejar ser explotada. Si puede evitarlo, no va a terminar pobre. Sus aliados son Michael Keaton y Robert Forster, perfectos en sus caracterizaciones como hace tiempo no se veían.

Samuel Jackson y Robert De Niro también dan la talla en Jackie Brown. Jackson es intenso, con un ritmo y química que explotan la pantalla. A su lado están Bridget Fonda y De Niro, los peones cuyo sacrificio en el juego sólo aumentan la tensión hacia el explosivo final.

Unión beneficiosa

La primera vez que Quentin Tarantino se topó con Elmore Leonard, fue a la edad de 15 años, cuando leyó The Switch. Desde entonces, su influencia se ha hecho manifiesta en la manera como Tarantino cuenta sus relatos. 

Curiosamente, los personajes de Ordell, Louis y Robbie, piezas clave de Jackie Brown, aparecieron por vez primera en este libro. 15 años después regresaron en Rum Punch, que sirvió como historia base para que Tarantino probara sus habilidades en adaptación de guiones.Leonard es un famoso escritor de historias criminales y policíacas, caracterizado por utilizar diálogos graciosos, irónicos y personajes que son la máxima expresión de lo peor que se puede esperar de los seres humanos.

Entre algunos de los cambios que hizo Quentin a la historia original, estuvieron el cambio de escenario: del Sur de la Florida al Sur de Los Angeles, región conocida por Tarantino "como la palma de su mano". Otro de los cambios fue Jackie, personaje central, que en la novela es una mujer blanca. QT decidió seleccionar a Pam Grier porque, aparte de ser su admirador, "el hecho de que fuera negra y no blanca la hacía correr más riesgos en la historia".

Para Quentin, adaptar el trabajo de Leonard, fue un reto estimulante. "Quería mantener su humor seco sin tratar de ser muy chistoso. Ese era el balance que buscaba en Jackie Brown".

Cita inolvidable:
Robbie Ordell: I got some "for-your-eyes-only" shit to show you.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

King Kong

El director de El Señor de los Anillos, Peter Jackson, rinde tributo a su película favorita, King Kong. Efectos espectaculares y una aventura singular hacen del remake de King Kong un éxito en su género.
Adaptada de la historia original y desarrollada en los años 30, el nuevo Kong expande su leyenda con detalles sobre la Depresión, Broadway y el mundo del Vaudeville.
El resultado es una película deslumbrante pero larguísima. Tres horas y siete minutos nos proveen con los más impresionantes efectos. Y aunque no decepciona visualmente, King Kong no es perfecta.
En mi opinión Jack Black y Adrien Brody están catastróficamente mal seleccionados. El primero parece no escapar de sus artimañas de comediante, y el segundo es simplemente deprimente. Tres actuaciones le dan a King Kong la calidez y el corazón necesarios para compensar esta debilidad, incluyendo a Naomi Watts como la rompecorazones Ann y Jamie Bell como el dulce y extraño Jimmie.
La tercera actuación es el propio Kong, un personaje…

Mi Villano Favorito - Despicable Me

La competencia en el género animado se volvió un poquitín mas interesante con la nueva propuesta de Illumination Entertainment, Mi Villano Favorito (creo que me gusta más su nombre original, Despicable Me).  Gracias al toque modernista que la casa de animación francesa Mac Guff Ligne le imprimió a su diseño de imagen, este es un filme que no se ve como otros, un rasgo refrescante y muy apreciado.
La cinta nos introduce a Gru, un villano desagradable que es capaz de congelar personas para adelantarse en la cola de la cafetería. La vida de Gru se concentra en urdir una canallada tras otra, con el objetivo de lograr ser reconocido como el Villano Más Grande del Mundo y ganar el respeto de su madre.  Desde el sótano de su casa -especie de laboratorio siniestro- Gru fragua con su fiel Dr. Nefario y los Miniones (esos marshmallows amarillos con lentes y bragas azules) cada una de sus trastadas. Pero sus planes son saboteados cuando otro villano llamado Vector entra en escena y amenaza con r…

The Fantastic Four - Los 4 Fantásticos

Héroes fantásticos, película mediocre

Los 4 Fantásticos son la última apuesta de los héroes de Marvel en dar el salto a la gran pantalla. Protagonizada por Ioan Gruduff, Jessica Alba, Chris Evans, Julian McMahon y Michael Chiklis, es también desafortunadamente otra película ruidosa, con muchos efectos y una historia blanda.
Divertida para ver, pero tan irrelevante como un cabello en el piso.
La primera hora de la película es pura diversión, entre el accidente que deja a los 4 con sus poderes y éstos aprendiendo a usarlos y quejándose de sus nuevos cambios. El verdadero desastre viene después, con las explosiones, las destrucciones de puentes, autopistas y cuanta infraestructura soporte las catástrofes que suceden una tras otra. Las actuaciones no son nada del otro mundo, con excepción de Michael Chiklis como la Mole, cuyo personaje es el mejor explotado, al menos emocionalmente hablando.
Pero si quieren un consejo, para ver superhéroes de verdad fantásticos, alquilen Los Increíbles.