diciembre 28, 1998

Patch Adams

Publicada en 1998.


¿Es la risa la mejor medicina?


La historia de un hombre que, de estar recluido en una institución mental pasa a ser uno de los mejores estudiantes de medicina y posteriormente doctor fundador del Instituto Gesundheit; "Patch Adams" explora la vida de este peculiar ser humano quien trata de llevar humor y compasión a los pacientes que padecen enfermedades terminales.

Basada en eventos de la vida real, Adams está interno en una clínica de reposo mental por intento de suicidio. Ahí nota con alarma la actitud indiferente y desprendida de los médicos para con los pacientes. Resuelto y encontrando un nuevo motivo para vivir, sale de la clínica y se inscribe en la escuela de medicina. Así de simple.

El filme se las arregla para plantar una serie de obstáculos que "Patch" debe vencer: un implacable y vigilante decano, un envidioso compañero de habitación y una fría estudiante de la que Adams se enamora y eventualmente conquista colocándole una nariz roja de payaso.

Por supuesto, Patch los vencerá a todos y alcanzará sus metas, dejando a sus enemigos en ridículo. Eso es lo de menos. Cómo lo logra y llega a su feliz conclusión, es decepcionantemente predecible y poco profundo. Al principio el tema es tomado con seriedad, pero en la mitad de la cinta, simplemente la historia se desinfla.
 
Es difícil no ser cínico sobre una película que manipula a su audiencia con el tacto de un elefante caminando. La vida de Adams ha sido adornada con la clásica y gastada fórmula hollywoodense que contiene grandes dosis de humor, lágrimas y típicas escenas que buscan conmover al público. Tom Shadyac, el director, supo calcular dónde insertar el melodrama, e intensificarlo con la música apropiada, la iluminación y otros efectos de tono sentimental para crear emoción.
 
Robin Williams convence 100% con su interpretación. Pero ¿cúantas veces más lo vamos a ver en el mismo papel?
 
El verdadero valor de esta película está en el tema que trata: la desmoralizante experiencia que viven los pacientes de hospitales, lanzados a un sistema que los identifica por las enfermedades que padecen en vez de sus nombres. He ahí algo para meditar.

diciembre 27, 1998

The Price of Egypt - El Príncipe de Egipto

Publicada en 1998.

Príncipe de la esperanza

Libertad, hermandad, fé: nociones universales. Desde los escenarios majestuosos del antiguo Egipto, éstas 3 resuenan con fuerza para dar vida al logro más reciente en animación de los estudios DreamWorks SKG, El Príncipe de Egipto.

La historia del Exodo refleja la misma base sagrada e histórica de la cinta de Cecil B. DeMille, "Los 10 Mandamientos", pero se diferencia en el esplendor visual que derrocha en sus escenas, en su narrativa agresiva, en la acción y emoción que los personajes proyectan con su presencia.

El antiguo Egipto está magníficamente plasmado, con sus estatuas gigantes, sus pirámides y templos adornados con intrincados jeroglíficos. La presentación visual es impecable, con efectos de animación bien logrados. Las secuencias, como la liberación de las 7 plagas, son impactantes; personajes y banda sonora logran en esta épica crear momentos verdaderos de emoción.

El personaje principal: Moisés, príncipe egipcio quien descubre que, en realidad, desciende de esclavos hebreos y fue adoptado en su niñez por el Faraón Seti. 

Al enterarse de la verdad, Moisés huye sin rumbo y llega hasta el desierto, donde se une a un grupo de nómadas y aprende a ver la vida desde un nuevo punto de vista. También recibe una visita del Todopoderoso -en forma de arbusto en llamas-, quien le encomienda la misión de liberar a los esclavos hebreos que están en Egipto. Y por lo tanto, enfrentarse a aquel que una vez llamó hermano: Ramsés.

De ser un joven común, en Moisés nace un hombre resuelto cuando ve la injusticia que siempre estuvo frente a sus ojos. Del desconocimiento en el que vive por mucho tiempo, pasa a aceptar la responsabilidad de ser el líder de su pueblo, a fomentar una fé que lo ayuda a enfrentarse al faraón y no desfallecer en los momentos más difíciles.

Moisés, en la cruzada por la libertad de su pueblo, es el príncipe de la esperanza.

diciembre 14, 1998

Mulan

Publicada en 1998.


En busca de independencia, respeto y honor

Una oda de guerra, amor y honor. Basada en una leyenda china, Mulan es el relato de una joven que no encaja en las estructuras rígidas impuestas por su cultura tradicional, en cuanto al rol de la mujer dentro de la sociedad. Un espíritu independiente sentenciado a "nunca traer honor a su familia" por manifestar una manera propia de pensar y actuar.

En la época del feudalismo chino, el Emperador, quien debe confrontar un ataque de los Hunos, manda a reclutar un hombre por cada familia para que tomen su puesto en la futura guerra. El padre de Mulan, único hombre de la familia y atado a sus tradiciones, acepta su deber sin titubeos.

Y al igual que su padre, Mulan, sin pensarlo mucho, decide tomar su lugar, convirtiéndose en hombre. Corta su cabello, roba las armas de guerra de papá y se enlista en la milicia con el seudónimo soldado Ping. Y en el camino, se consigue 2 amigos muy caricaturescos, un simpático dragón llamado Mushu y su compañero, un grillo llamado Crikee. Ambos dan el toque de humor usual en este género cinematográfico.

En la vida militar, Mulan enfrenta un desafiante y riguroso entrenamiento, bajo la mirada crítica de su jefe de comando, el Capitán Shang. Y demuestra en el campo de batalla tanto inteligencia como valor. La historia de su búsqueda por defender el nombre de su familia y por lograr la aceptación de su manera de pensar es contada con gran estilo.

En Mulán, el largometraje animado número 36 de los estudios Disney, una vez más se tratan de alcanzar y explorar emociones y sentimientos como el amor familiar, el deber, el valor, el honor, la obediencia, la osadía, la voluntad y el trabajo en equipo. Nociones muy agradables para que niños y adultos, aprendan y practiquen.

diciembre 09, 1998

A Bug's Life - Bichos

Publicada en 1998.


Bichos que gritan por atención

Una fábula para todos acerca de la necesidad de creer en ti mismo.

La historia es probablememte uno de los mejores rasgos a resaltar en la película lograda de la alianza Disney-Pixar, A Bug's Life. La narración de la vida de una hormiga obrera llamada Flik y sus intentos por salvar a la colonia de la dominación eterna los flojos -pero fuertes- saltamontes, al tratar de reclutar una banda de insectos guerreros que resultan ser actores de circo, es totalmente encantadora y única. Gran parte de la trama es una sorpresa placentera para la audiencia; justo cuando parece descubrirse todo, un nuevo giro se da.

La cinta también se permite el lujo de tener una serie de increibles personajes que van creciendo a medida que se va desplegando en pantalla la trama. Flik pasa de ser una hormiga ingenua y optimista a un ser que defiende sus creencias y puede ser tomada en serio. Los miembros del circo son uno de los grupos más eclécticos y adorables de fracasados jamás vistos. Desde Slim, el insecto que parece un palillo y desea ser actor, hasta Francis, la mariquita que es hombre, tiene mal carácter y encuentra su lado sensible junto a la colonia.

Todo el grupo del circo añade color a la trama y al reparto en general, bien sea a través de sus travesuras, excentricidades y caprichos. Su crecimiento como un todo también debe ser notado. La pequeña Dot es encantadora en su rol de hormiguita con poca estima hasta crecer en la confiada líder de su grupito de exploradoras hasta ser finalmente princesa. Y la colonia sumisa, resignada frente a las órdenes de los saltamontes, luego tiene el valor de asumir una posición de enfrentamiento y revolución.

Los bichos, en efecto, son muy agraciados, pero es a través de sus extravagantes personalidades como finalmente conquistan la simpatía de adultos y niños.

En adición, existe un sólido trabajo realizado por los animadores de la cinta. El esplendor visual es espectacular. Este es un film que parece utilizar los colores más vibrantes de la paleta, brillantes verdes, azules profundos, rojos sólidos y pare de contar. El trabajo detallado en la animación es encomiable en cada rincón y gesto. Ambientes y personajes no se limitan a coexistir. Ambos aspectos colocan a la cinta en el tope de las mejores a nivel de logros artísticos.

No olviden quedarse hasta el final de los créditos, ¡no lo lamentarán!

diciembre 03, 1998

Deconstructing Harry - Los Enredos de Harry

Pulicada en 1998

Viaje hacia el infierno con tus demonios internos

En un caso donde el arte imita a la vida real, Woody Allen entrega su comedia Los Enredos de Harry. En ella conocemos a Harry Block, un escritor neurótico que le es infiel a todas sus esposas, es adicto a los sedantes, está obsesionado con el sexo, tiene gran afición por las prostitutas y humilla a todos sus amigos y familiares al exponerlos públicamente con el mayor descaro en los personajes de sus historias. Es un clásico personaje de Woody Allen.

A punto de ser homenajeado por una universidad, Harry deberá lidiar con sus inseguridades, malos hábitos y nervios mientras inicia un viaje donde interactuará en realidades duales -la de su vida convulsionada y los reflejos de la misma a través de los personajes de sus libros- y mostrará a la audiencia con humor negro su ineptitud para tener relaciones honestas y sus excusas absurdas para defender sus acciones. Se revolcará en su lado destructivo hasta literalmente irse al infierno.

Recomendar Los Enredos de Harry implica advertirles que entrarán a un mundo sórdido de fobias, obsesiones y neurosis, todo esto envuelto con una capa de vulgaridad y repugnancia que no disminuyen a lo largo de los 96 minutos de duración de la cinta.

Es un trabajo agudo y mordaz. Honesto y brutal, Allen nos regala un reparto estelar con personajes coloridos. Los diálogos son ingeniosos, llenos de cinismo, y causarán tanto risas como puntadas en el estómago. Pero agradezcamos la franqueza, no la critiquemos.

Es inevitable el no comparar los rasgos de la vida y personalidad de Allen con los de su personaje, Harry Block: su habilidad creando trabajos memorables y valiosos artísticamente hablando a pesar de los escándalos que rodean su vida personal, su personalidad ermitaña. y neurótica. ¿Por qué no puedo servir en la vida? Sólo sirvo en el arte...Su voluntad de utilizarse como chiste, su dureza consigo mismo es un éxito en Los Enredos de Harry, aun cuando lo lleva a los bordes de la autodestrucción.

El ingenio creativo de Woody Allen y su talento como cineasta una vez más dan de qué hablar. Así como Harry, la vida de Allen ha estado plagada de desorden y escándalos, pero ha demostrado ser un artista fenomenal. Y eso es lo único que debería importarle a la audiencia.


Cita Inolvidable:
Harry Block: What? You have air-conditioning in Hell?

The Devil: Sure! Fucks up the ozone layer!