diciembre 09, 1998

A Bug's Life - Bichos

Publicada en 1998.


Bichos que gritan por atención

Una fábula para todos acerca de la necesidad de creer en ti mismo.

La historia es probablememte uno de los mejores rasgos a resaltar en la película lograda de la alianza Disney-Pixar, A Bug's Life. La narración de la vida de una hormiga obrera llamada Flik y sus intentos por salvar a la colonia de la dominación eterna los flojos -pero fuertes- saltamontes, al tratar de reclutar una banda de insectos guerreros que resultan ser actores de circo, es totalmente encantadora y única. Gran parte de la trama es una sorpresa placentera para la audiencia; justo cuando parece descubrirse todo, un nuevo giro se da.

La cinta también se permite el lujo de tener una serie de increibles personajes que van creciendo a medida que se va desplegando en pantalla la trama. Flik pasa de ser una hormiga ingenua y optimista a un ser que defiende sus creencias y puede ser tomada en serio. Los miembros del circo son uno de los grupos más eclécticos y adorables de fracasados jamás vistos. Desde Slim, el insecto que parece un palillo y desea ser actor, hasta Francis, la mariquita que es hombre, tiene mal carácter y encuentra su lado sensible junto a la colonia.

Todo el grupo del circo añade color a la trama y al reparto en general, bien sea a través de sus travesuras, excentricidades y caprichos. Su crecimiento como un todo también debe ser notado. La pequeña Dot es encantadora en su rol de hormiguita con poca estima hasta crecer en la confiada líder de su grupito de exploradoras hasta ser finalmente princesa. Y la colonia sumisa, resignada frente a las órdenes de los saltamontes, luego tiene el valor de asumir una posición de enfrentamiento y revolución.

Los bichos, en efecto, son muy agraciados, pero es a través de sus extravagantes personalidades como finalmente conquistan la simpatía de adultos y niños.

En adición, existe un sólido trabajo realizado por los animadores de la cinta. El esplendor visual es espectacular. Este es un film que parece utilizar los colores más vibrantes de la paleta, brillantes verdes, azules profundos, rojos sólidos y pare de contar. El trabajo detallado en la animación es encomiable en cada rincón y gesto. Ambientes y personajes no se limitan a coexistir. Ambos aspectos colocan a la cinta en el tope de las mejores a nivel de logros artísticos.

No olviden quedarse hasta el final de los créditos, ¡no lo lamentarán!

No hay comentarios.: