Ir al contenido principal

Patch Adams

Publicada en 1998.


¿Es la risa la mejor medicina?


La historia de un hombre que, de estar recluido en una institución mental pasa a ser uno de los mejores estudiantes de medicina y posteriormente doctor fundador del Instituto Gesundheit; "Patch Adams" explora la vida de este peculiar ser humano quien trata de llevar humor y compasión a los pacientes que padecen enfermedades terminales.

Basada en eventos de la vida real, Adams está interno en una clínica de reposo mental por intento de suicidio. Ahí nota con alarma la actitud indiferente y desprendida de los médicos para con los pacientes. Resuelto y encontrando un nuevo motivo para vivir, sale de la clínica y se inscribe en la escuela de medicina. Así de simple.

El filme se las arregla para plantar una serie de obstáculos que "Patch" debe vencer: un implacable y vigilante decano, un envidioso compañero de habitación y una fría estudiante de la que Adams se enamora y eventualmente conquista colocándole una nariz roja de payaso.

Por supuesto, Patch los vencerá a todos y alcanzará sus metas, dejando a sus enemigos en ridículo. Eso es lo de menos. Cómo lo logra y llega a su feliz conclusión, es decepcionantemente predecible y poco profundo. Al principio el tema es tomado con seriedad, pero en la mitad de la cinta, simplemente la historia se desinfla.
 
Es difícil no ser cínico sobre una película que manipula a su audiencia con el tacto de un elefante caminando. La vida de Adams ha sido adornada con la clásica y gastada fórmula hollywoodense que contiene grandes dosis de humor, lágrimas y típicas escenas que buscan conmover al público. Tom Shadyac, el director, supo calcular dónde insertar el melodrama, e intensificarlo con la música apropiada, la iluminación y otros efectos de tono sentimental para crear emoción.
 
Robin Williams convence 100% con su interpretación. Pero ¿cúantas veces más lo vamos a ver en el mismo papel?
 
El verdadero valor de esta película está en el tema que trata: la desmoralizante experiencia que viven los pacientes de hospitales, lanzados a un sistema que los identifica por las enfermedades que padecen en vez de sus nombres. He ahí algo para meditar.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

King Kong

El director de El Señor de los Anillos, Peter Jackson, rinde tributo a su película favorita, King Kong. Efectos espectaculares y una aventura singular hacen del remake de King Kong un éxito en su género.
Adaptada de la historia original y desarrollada en los años 30, el nuevo Kong expande su leyenda con detalles sobre la Depresión, Broadway y el mundo del Vaudeville.
El resultado es una película deslumbrante pero larguísima. Tres horas y siete minutos nos proveen con los más impresionantes efectos. Y aunque no decepciona visualmente, King Kong no es perfecta.
En mi opinión Jack Black y Adrien Brody están catastróficamente mal seleccionados. El primero parece no escapar de sus artimañas de comediante, y el segundo es simplemente deprimente. Tres actuaciones le dan a King Kong la calidez y el corazón necesarios para compensar esta debilidad, incluyendo a Naomi Watts como la rompecorazones Ann y Jamie Bell como el dulce y extraño Jimmie.
La tercera actuación es el propio Kong, un personaje…

Mi Villano Favorito - Despicable Me

La competencia en el género animado se volvió un poquitín mas interesante con la nueva propuesta de Illumination Entertainment, Mi Villano Favorito (creo que me gusta más su nombre original, Despicable Me).  Gracias al toque modernista que la casa de animación francesa Mac Guff Ligne le imprimió a su diseño de imagen, este es un filme que no se ve como otros, un rasgo refrescante y muy apreciado.
La cinta nos introduce a Gru, un villano desagradable que es capaz de congelar personas para adelantarse en la cola de la cafetería. La vida de Gru se concentra en urdir una canallada tras otra, con el objetivo de lograr ser reconocido como el Villano Más Grande del Mundo y ganar el respeto de su madre.  Desde el sótano de su casa -especie de laboratorio siniestro- Gru fragua con su fiel Dr. Nefario y los Miniones (esos marshmallows amarillos con lentes y bragas azules) cada una de sus trastadas. Pero sus planes son saboteados cuando otro villano llamado Vector entra en escena y amenaza con r…

The Fantastic Four - Los 4 Fantásticos

Héroes fantásticos, película mediocre

Los 4 Fantásticos son la última apuesta de los héroes de Marvel en dar el salto a la gran pantalla. Protagonizada por Ioan Gruduff, Jessica Alba, Chris Evans, Julian McMahon y Michael Chiklis, es también desafortunadamente otra película ruidosa, con muchos efectos y una historia blanda.
Divertida para ver, pero tan irrelevante como un cabello en el piso.
La primera hora de la película es pura diversión, entre el accidente que deja a los 4 con sus poderes y éstos aprendiendo a usarlos y quejándose de sus nuevos cambios. El verdadero desastre viene después, con las explosiones, las destrucciones de puentes, autopistas y cuanta infraestructura soporte las catástrofes que suceden una tras otra. Las actuaciones no son nada del otro mundo, con excepción de Michael Chiklis como la Mole, cuyo personaje es el mejor explotado, al menos emocionalmente hablando.
Pero si quieren un consejo, para ver superhéroes de verdad fantásticos, alquilen Los Increíbles.