enero 11, 1999

Te con Mussolini

Publicada en 1999


Té para cinco

Franco Zeffirelli, creador de Romeo y Julieta (1968), uno de los filmes más románticos de todos los tiempos, regresa romantizando su propia vida en Té con Mussolini.


La cinta narra la historia de Luca, un chico nacido ilegítimamente en Florencia. Rechazado por su padre, Luca es criado por Mary Wallace, una inglesa cálida que trabaja como secretaria para su padre.


Mary forma parte de un círculo de damas británicas con inclinaciones artísticas denominadas las "Scorpioni", que incluye a Lady Hester, una viuda snob, y Arabella Delancey, una apasionada de los frescos, su perro y la poesía. Ellas, junto a dos americanas, Elsa, coleccionista de arte y Georgie, una arqueóloga práctica y desinhibida, marcarán la vida del joven Luca.


Con el creciente poder de Mussolini y la entrada de Italia en la Guerra contra Inglaterra y posteriormente, Estados Unidos, la vida de las "Scorpioni" en Italia corre peligro, y son enviadas a unas barracas en la localidad toscana de San Giminiano. Para las británicas, las acciones de Mussolini son una traición, sobre todo para Lady Hester, que una vez tomó el "té" con el dictador, y por lo tanto quiere -no, exige- protección por parte de él.


La visión del director italiano sobre su autobiografía me resulta atractiva ya que cuando uno suele recapitular su vida, tiende a verla como una serie de eventos. Por ello, la cinta funciona como una sesión fotográfica de parte de la vida de Luca, visto a través de sus ojos y memorias imperfectas.


¿Cómo solemos recordar los momentos y lugares significativos de nuestra vida? Pareciera que en el caso de Zeffirelli, lo hace con amor y añoranza, en lo que se refiere a su ciudad natal, con agudeza cuando nos muestra a las excéntricas damas de su vida, y con trazos sueltos, cuando se trata de sus propias emociones.


Una oda al amor, la amistad, la belleza y la fortaleza espiritual, la cinta se complementa con la impecable cinematografía de David Watkis y el formidable talento de las cinco actrices cuyas actuaciones exceden todas las expectativas.


Un desafío reunir a tan brillantes intérpretes, Té con Mussolini casi parece un duelo entre estas cinco damas, cuyos personajes complejos con sus actitudes y acciones, son la base de la reflexión de un joven sobre un período que cambió su vida y al mundo entero.


Como un propio té inglés, la delicia de este filme se halla en sus participantes, más que en las bebidas y bocadillos compartidos. Té con Mussolini es una cita a la que nadie debe faltar.

No hay comentarios.: