Ir al contenido principal

The Thin Red Line - La Delgada Línea Roja

Publicada en 1999.

La guerra interna es la peor de todas


En una isla al Sur del Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial, un grupo de soldados está a punto de vivir una batalla que manchará de sangre ese paraíso. Soldados, flora y fauna, serán víctimas de la locura de la guerra.


Hablar de La Delgada Línea Roja, reciente historia sobre la batalla de Guadalcanal, no es hablar de la típica película de guerra. No es el acostumbrado cúmulo de escenas de batallas y actividades militares, explosiones y sonido estruendoso, aunque posee todo lo anteriormente mencionado.


La principal guerra de estos soldados es con su conciencia. Preguntarse por qué están peleando, escuchar lo que su mente grita es la máxima explorada en esta película. 

Monólogos internos sobre la naturaleza de la guerra, la evolución del mal en el ser humano, las memorias del hogar, la familia, el miedo y la culpa luego de asesinar a alguien por vez primera. Dudas y preguntas imposibles de ventilar en el mundo masculino y machista del militar toman voz para la audiencia en La Delgada Línea Roja.




La guerra se convierte en una serie de mentes y rostros atormentados encerrados en un campo de balas y armas. El efecto es conmovedor.


Una lista larga de actores alimentan el reparto de La Delgada Línea Roja. Muchas caras desfilan a lo largo de sus 180 minutos de duración. Tan buenos intérpretes como pueden ser, nunca conocemos bien a los personajes.


Una fotografía espectacular acompaña algunos de los grandes momentos de la cinta. El clímax no es fuerte, más el impacto acumulativo que causa la película no tiene que ver con la historia y todo con el humor que provoca.


La Delgada Línea Roja nos permite dar una mirada a la condición humana en medio de la situación más caótica de todas, la guerra, con una visión original y un mensaje contra la violencia y la destrucción ambiental.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

King Kong

El director de El Señor de los Anillos, Peter Jackson, rinde tributo a su película favorita, King Kong. Efectos espectaculares y una aventura singular hacen del remake de King Kong un éxito en su género.
Adaptada de la historia original y desarrollada en los años 30, el nuevo Kong expande su leyenda con detalles sobre la Depresión, Broadway y el mundo del Vaudeville.
El resultado es una película deslumbrante pero larguísima. Tres horas y siete minutos nos proveen con los más impresionantes efectos. Y aunque no decepciona visualmente, King Kong no es perfecta.
En mi opinión Jack Black y Adrien Brody están catastróficamente mal seleccionados. El primero parece no escapar de sus artimañas de comediante, y el segundo es simplemente deprimente. Tres actuaciones le dan a King Kong la calidez y el corazón necesarios para compensar esta debilidad, incluyendo a Naomi Watts como la rompecorazones Ann y Jamie Bell como el dulce y extraño Jimmie.
La tercera actuación es el propio Kong, un personaje…

Mi Villano Favorito - Despicable Me

La competencia en el género animado se volvió un poquitín mas interesante con la nueva propuesta de Illumination Entertainment, Mi Villano Favorito (creo que me gusta más su nombre original, Despicable Me).  Gracias al toque modernista que la casa de animación francesa Mac Guff Ligne le imprimió a su diseño de imagen, este es un filme que no se ve como otros, un rasgo refrescante y muy apreciado.
La cinta nos introduce a Gru, un villano desagradable que es capaz de congelar personas para adelantarse en la cola de la cafetería. La vida de Gru se concentra en urdir una canallada tras otra, con el objetivo de lograr ser reconocido como el Villano Más Grande del Mundo y ganar el respeto de su madre.  Desde el sótano de su casa -especie de laboratorio siniestro- Gru fragua con su fiel Dr. Nefario y los Miniones (esos marshmallows amarillos con lentes y bragas azules) cada una de sus trastadas. Pero sus planes son saboteados cuando otro villano llamado Vector entra en escena y amenaza con r…

The Fantastic Four - Los 4 Fantásticos

Héroes fantásticos, película mediocre

Los 4 Fantásticos son la última apuesta de los héroes de Marvel en dar el salto a la gran pantalla. Protagonizada por Ioan Gruduff, Jessica Alba, Chris Evans, Julian McMahon y Michael Chiklis, es también desafortunadamente otra película ruidosa, con muchos efectos y una historia blanda.
Divertida para ver, pero tan irrelevante como un cabello en el piso.
La primera hora de la película es pura diversión, entre el accidente que deja a los 4 con sus poderes y éstos aprendiendo a usarlos y quejándose de sus nuevos cambios. El verdadero desastre viene después, con las explosiones, las destrucciones de puentes, autopistas y cuanta infraestructura soporte las catástrofes que suceden una tras otra. Las actuaciones no son nada del otro mundo, con excepción de Michael Chiklis como la Mole, cuyo personaje es el mejor explotado, al menos emocionalmente hablando.
Pero si quieren un consejo, para ver superhéroes de verdad fantásticos, alquilen Los Increíbles.