abril 13, 1999

Celebrity

Publicada en 1999.


Locos por la fama
 

¡Ah! La fama...un circo donde todos queremos un número. ¿Quién no está fascinado por ella? El director Woody Allen examina este fenómeno en un fantástico trabajo llamado Celebrity.

Kenneth Branagh es Lee Simons, un escritor que en busca de apoyo para su guión, entrevista a estrellas famosas. Mientras va adentrándose a un mundo lleno de actores de cine, actrices, supermodelos y grandes personalidades, Lee termina su matrimonio con Robin, quien al principio no toma bien el divorcio, pero poco tiempo pasa antes que conozca a un hombre carismático que cambia su vida y su visión sobre el futuro.

Aguda comedia que nos expone las razones tontas por las que la gente se hace famosa y la manera aún más ridícula cómo se comportan, Celebrity está brillantemente actuada, impecablemente escrita y filmada en impactantes blanco y negro.

Nuevamente es imposible no evitar encontrar una serie de paralelismos con la vida real del director. Lee Simons es un típico "Woody", escritor de mediana edad que manda a volar a su esposa de 16 años para enredarse con jovencitas que podrían ser sus hijas; es hiperkinético, tiene un agudo humor negro, obsesionado con el sexo, las relaciones interpersonales y vive hablando todo el tiempo de sus múltiples neurosis. 

La representación de lo que podría ser su vida se convierte en Celebrity en una dura crítica contra sí mismo. Es la voz de un hombre atormentado.

Lo interesante en Celebrity es que nos presenta a Lee Simons como un hombre confiado, arrogante, feliz, llevando la vida que siempre soñó. ¿Y quién puede culparlo por eso? Pero gradualmente, las capas de esa supuesta felicidad van cayendo hasta dejar al personaje  desnudo con las voces de sus propios demonios. Celebrity revela la fragilidad del ego humano.

Cita inolvidable:
Robin Simon: I've become the person I've always hated, but I'm happier.

No hay comentarios.: