mayo 24, 1999

Double Jeopardy- Doble Riesgo

Publicada en 1999.

Tras la misma pista


Libby Parsons, la heroina de Doble Riesgo, despierta en un bote llena de sangre. Más adelante, casi se ahoga en un vehículo que cae desde un ferry. En otro momento, es  enterrada viva. Y eso no es nada: si bien es inocente, fue declarada culpable del asesinato de su esposo y cumplió 6 años de condena en prisión.

Para empeorar las cosas, estando encerrada se entera que su querido esposo está vivo y que se fugó con su mejor amiga y su hijo. Cuando por fin sale bajo libertad condicional, obviamente esta mujer lo único que desea es justicia y venganza, aunque no necesariamente en ese orden.

Y es que Libby aprende que en la ley, existe un principio legal llamado Doble Riesgo, que establece que no se puede juzgar a una persona 2 veces por el mismo crimen. Así que ella no lo piensa mucho y huye en busca de su maridito y su hijo. Su único obstáculo, el oficial Travis Lehman (Tommy Lee Jones), quien se irá detrás de su pista para detenerla, a pesar de su inocencia.

¿Suena familiar? Por supuesto que sí. ¿Será quizás por aquella película de 1993, El Fugitivo, o su continuación, U.S. Marshalls, en 1997? ¿Será la presencia de Tommy Lee Jones, actuando una y otra vez el mismo personaje, rastreando la misma pista de siempre?
Igual escenario, trama similar, el mismo actor. Una y otra vez.

Doble Riesgo padece de muchas imperfecciones, desde su dirección, su trama reiterativa, hasta la presencia ya desgastada de Jones, quien debería tomarse unas vacaciones de su mismo personaje.

Y no olvidemos el principal detalle; cualquier vestigio de asombro y elemento sorpresa fueron aniquilados en el trailer, donde se vende prácticamente toda la cinta: el esposo que no murió, la determinación de Libby de vengarse, la persecusión del oficial Lehman contra Libby, aun cuando es inocente, etcétera, etcétera. 

El desenlace de este desastre es obvio.

No hay comentarios.: