Ir al contenido principal

Double Jeopardy- Doble Riesgo

Publicada en 1999.

Tras la misma pista


Libby Parsons, la heroina de Doble Riesgo, despierta en un bote llena de sangre. Más adelante, casi se ahoga en un vehículo que cae desde un ferry. En otro momento, es  enterrada viva. Y eso no es nada: si bien es inocente, fue declarada culpable del asesinato de su esposo y cumplió 6 años de condena en prisión.

Para empeorar las cosas, estando encerrada se entera que su querido esposo está vivo y que se fugó con su mejor amiga y su hijo. Cuando por fin sale bajo libertad condicional, obviamente esta mujer lo único que desea es justicia y venganza, aunque no necesariamente en ese orden.

Y es que Libby aprende que en la ley, existe un principio legal llamado Doble Riesgo, que establece que no se puede juzgar a una persona 2 veces por el mismo crimen. Así que ella no lo piensa mucho y huye en busca de su maridito y su hijo. Su único obstáculo, el oficial Travis Lehman (Tommy Lee Jones), quien se irá detrás de su pista para detenerla, a pesar de su inocencia.

¿Suena familiar? Por supuesto que sí. ¿Será quizás por aquella película de 1993, El Fugitivo, o su continuación, U.S. Marshalls, en 1997? ¿Será la presencia de Tommy Lee Jones, actuando una y otra vez el mismo personaje, rastreando la misma pista de siempre?
Igual escenario, trama similar, el mismo actor. Una y otra vez.

Doble Riesgo padece de muchas imperfecciones, desde su dirección, su trama reiterativa, hasta la presencia ya desgastada de Jones, quien debería tomarse unas vacaciones de su mismo personaje.

Y no olvidemos el principal detalle; cualquier vestigio de asombro y elemento sorpresa fueron aniquilados en el trailer, donde se vende prácticamente toda la cinta: el esposo que no murió, la determinación de Libby de vengarse, la persecusión del oficial Lehman contra Libby, aun cuando es inocente, etcétera, etcétera. 

El desenlace de este desastre es obvio.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

King Kong

El director de El Señor de los Anillos, Peter Jackson, rinde tributo a su película favorita, King Kong. Efectos espectaculares y una aventura singular hacen del remake de King Kong un éxito en su género.
Adaptada de la historia original y desarrollada en los años 30, el nuevo Kong expande su leyenda con detalles sobre la Depresión, Broadway y el mundo del Vaudeville.
El resultado es una película deslumbrante pero larguísima. Tres horas y siete minutos nos proveen con los más impresionantes efectos. Y aunque no decepciona visualmente, King Kong no es perfecta.
En mi opinión Jack Black y Adrien Brody están catastróficamente mal seleccionados. El primero parece no escapar de sus artimañas de comediante, y el segundo es simplemente deprimente. Tres actuaciones le dan a King Kong la calidez y el corazón necesarios para compensar esta debilidad, incluyendo a Naomi Watts como la rompecorazones Ann y Jamie Bell como el dulce y extraño Jimmie.
La tercera actuación es el propio Kong, un personaje…

Mi Villano Favorito - Despicable Me

La competencia en el género animado se volvió un poquitín mas interesante con la nueva propuesta de Illumination Entertainment, Mi Villano Favorito (creo que me gusta más su nombre original, Despicable Me).  Gracias al toque modernista que la casa de animación francesa Mac Guff Ligne le imprimió a su diseño de imagen, este es un filme que no se ve como otros, un rasgo refrescante y muy apreciado.
La cinta nos introduce a Gru, un villano desagradable que es capaz de congelar personas para adelantarse en la cola de la cafetería. La vida de Gru se concentra en urdir una canallada tras otra, con el objetivo de lograr ser reconocido como el Villano Más Grande del Mundo y ganar el respeto de su madre.  Desde el sótano de su casa -especie de laboratorio siniestro- Gru fragua con su fiel Dr. Nefario y los Miniones (esos marshmallows amarillos con lentes y bragas azules) cada una de sus trastadas. Pero sus planes son saboteados cuando otro villano llamado Vector entra en escena y amenaza con r…

The Fantastic Four - Los 4 Fantásticos

Héroes fantásticos, película mediocre

Los 4 Fantásticos son la última apuesta de los héroes de Marvel en dar el salto a la gran pantalla. Protagonizada por Ioan Gruduff, Jessica Alba, Chris Evans, Julian McMahon y Michael Chiklis, es también desafortunadamente otra película ruidosa, con muchos efectos y una historia blanda.
Divertida para ver, pero tan irrelevante como un cabello en el piso.
La primera hora de la película es pura diversión, entre el accidente que deja a los 4 con sus poderes y éstos aprendiendo a usarlos y quejándose de sus nuevos cambios. El verdadero desastre viene después, con las explosiones, las destrucciones de puentes, autopistas y cuanta infraestructura soporte las catástrofes que suceden una tras otra. Las actuaciones no son nada del otro mundo, con excepción de Michael Chiklis como la Mole, cuyo personaje es el mejor explotado, al menos emocionalmente hablando.
Pero si quieren un consejo, para ver superhéroes de verdad fantásticos, alquilen Los Increíbles.