junio 12, 1999

Star Wars Episodio I: La Amenaza Fantasma

Publicada en 1999.

El Regreso de la Fuerza

Para muchos, el verano de 1977 es inolvidable. Sentados en la oscuridad, millones de personas -niños, adolescentes y adultos- comían sus cotufas mientras contemplaban con asombro y delicia, ojos y bocas abiertas, batallas de naves espaciales con sonidos nunca antes oídos, héroes en batas blancas y un malévolo villano con un casco negro.

Era ese el verano de Star Wars, una cinta que dejó en todos los que la vimos una impresión que aun con el paso del tiempo no se ha desvanecido. Y ahora una nueva saga se iniciará cuando el 30 de junio se estrene el primer capítulo de la que será la segunda trilogía de Star Wars. Su nombre: Star Wars, Episodio I: La Amenaza Fantasma.

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy lejana...

Qui-Gon Jinn, sabio y experimentado maestro Jedi, es enviado por la República interplanetaria a resolver una disputa comercial entre la Federación y el pacífico planeta Naboo. Junto a Jinn viaja su aprendiz, el joven Obi-Wan Kenobi.

La disputa comercial se revela como una excusa para llevar a cabo una invasión. Las fuerzas malignas de la tambaleante República están manipulando el poder sobre la Reina Amidala. Mientras Qui-Gon Jinn y Obi-Wan tratan de salvar a la Reina, se ocultan en el desértico planeta Tatooine donde conocen a un niño esclavo, Anakin Skywalker.

Jinn reconoce en Anakin talentos únicos y sospecha que puede ser "el elegido". Las profecías señalan que un gran caballero Jedi emergerá y será él quien traiga balance y equilibrio al universo.

La Amenaza Fantasma nos lleva al pasado -algo poco usual ya que conocemos cómo finalizará esta historia-. La sombra de los episodios cuatro, cinco y seis es claramente obvia sobre el primero, no sólo porque estas cintas conforman un legado cuya vigencia no se ha perdido hasta la fecha, sino porque George Lucas, su creador, ha elaborado un guión que contiene elementos tomados de la trilogía original.

Caras conocidas, como R2-D2, C-3PO, Jabba y el maestro Jedi Yoda vuelven a la pantalla en breves cameos. Además, Lucas utiliza íconos hollywoodenses para alimentar su más reciente aventura: la carrera en Tatooine, evoca con claridad la carrera de carrozas en Ben-Hur.

En comparación a las 3 producciones previas, esta cinta fue obviamente hecha para complacer en su mayoría al público infantil.

Episodio I es una aventura de fantasía mágica que satisface (o decepciona) plenamente la expectativa generada durante tantos meses. Es esa misma expectativa su fortaleza y debilidad al mismo tiempo.

Disfrutar de La Amenaza Fantasma dependerá de nuestra conexión con el niño que llevamos dentro. Una vez en la sala oscura, cuando la pantalla proyecte esa vieja y famosa frase en letras azules "Hace mucho tiempo, en una galaxia lejana..." permitan sentirse nostálgicos. La magia sucederá de nuevo.

No hay comentarios.: