agosto 15, 1999

The Sixth Sense - Sexto Sentido

Publicada en 1999
 
Vida y muerte, pecado y redención
 

El Dr. Malcolm Crowe ha logrado el reconocimiento en el campo de la psicología infantil, aunque cierta culpa habita en su ser. El secreto de un niño de 8 años representa para Crowe un reto. Una vez que el joven Cole le revela  que ve personas muertas mientras está despierto, el Dr. Crowe piensa que la redención está en camino, pero se sorprenderá cuando descubra la relación entre el inusual don del niño y su propia expiación.

El Sexto Sentido no lleva a un viaje por las penumbras de la mente. Bien sea como historia de fantasmas o como un íntimo drama humano, nos llega en todos los niveles, racionales y emocionales.

La sugerencia de un mundo dentro del nuestro, uno que nuestra mente prefiere ignorar, es atemorizante. La presentación del filme como una serie de tragedias y agonías humanas es muy perturbadora.

En Sexto Sentido, vemos a un Bruce Willis que transmite una sensación ineludible de soledad. Pausado, sumiso, es efectivo al delinear la esencia de su personaje, la humanidad y el don de la comunicación que lo han hecho un científico reconocido y querido.

Y aunque sin ninguna duda la interpretación de Willis está entre sus mejores, las mejores palabras deben quedar para Haley Joel Osment, quien interpreta a Cole Sear. He aquí a un actor quien como su personaje, es maduro más allá de sus años de vida.

Para el final de la historia, Sexto Sentido causa un profundo impacto, uno que nos urge a revisitar el filme en nuestras mentes, apreciar el trabajo de un grupo talentosísimo de actores y el de un maravilloso guionista y director que promete mucho.

No hay comentarios.: