abril 19, 2000

The Rugrats in Paris - Rugrats en París

Publicada en el 2000.


¡Oui Rugrats!
 

Los Rugrats regresan al cine. Esta vez, los precoces bebés protagonistas de la exitosa serie de televisión de Nickelodeon vuelan al viejo continente para vivir nuevas y extraordinarias aventuras.

Mientras la primera cinta animada de 1999 introdujo a los famosos Rugrats en el mundo cinematográfico, esta nueva entrega nos narra una historia más interesante en el mundo de los revoltosos infantes.
 
La pandilla entera viajará a París cuando el padre de Tommy y Dil Pickles, Stu, tenga que hacer ciertas reparaciones en Reptar, el dinosaurio mecánico del parque temático Reptarlandia.

Paralelamente, el padre de Cartlitos, Chas, está seriamente pensando en volverse a casar y así poder cumplir el sueño de su pequeño de tener una nueva madre.

La gerente de Reptarlandia, Coco LaBouche (una imitación afrancesada de Cruella de Vil), tratará de conquistar a Chas cuando su jefe le insinúe que le dará el control total del parque si se casa y forma una familia.

Pero en manos de los bebés en pañales estará la importante misión de impedir una boda que arruine la esperanza de felicidad para Carlitos y Chas.

La gran aventura de los Rugrats resulta ir más allá de la moda, el glamour y los quesos olorosos. Carlitos aprende que cuando se trata de princesas y momias, las cosas no siempre son lo que parecen. Para Chas, encontrar la mujer ideal será difícil en cualquier idioma. Y el resto de la pandilla aprenderá lecciones sobre el valor, la amistad, la lealtad, la confianza y el amor verdadero.

Los Rugrats en París no aprovecha al máximo los hermosos escenarios franceses o sus lugares famosos. La cinta se desarrolla casi por completo en el parque temático (una burla tácita al parque EuroDisney). 

La acción, los chistes, las sátiras a otras películas como El Padrino, Godzilla, La Dama y el Vagabundo y King Kong, abundan como las grotescas travesuras de los gemelos Phil y Lil, acompañadas de melodías pegajosas que serán del agrado de los más pequeños.

Desde su hogar en la TV, los Rugrats a menudo analizan la vida desde el punto de vista de personajes que no pasan de tener 3 años de edad. Con humor, a veces con ternura, observan las relaciones humanas mientras nos deleitan con sus aventuras. Asimismo ocurre en este  largometraje.

No hay comentarios.: