mayo 30, 2000

X-Men

Publicada en el 2000.


Héroes eXcepcionales


Los libros de cómics a menudo reflejan el clima social, político y económico de su tiempo. Esto es 100% relevante en la adaptación cinematográfica de los X-Men, pues no sólo los fanáticos de las comiquitas se sentirán atraídos por esta aventura; también aquellos que jamás hayan oído hablar de los mutantes se dejarán seducir por el mensaje que encierra su historia: una metáfora a la tolerancia y las diferencias entre los seres humanos.

El Profesor Xavier es el maestro y líder de unos chicos dotados, llamados X Men, con poderes provenientes de un cambio genético que les permite realizar hazañas extraordinarias e imposibles para un ser humano normal. 

Dos mutantes recién llegados a la academia del Profesor X -Wolverine y Rogue- se unirán a Tormenta, Cíclope y Jean Grey, mientras un debate político estalla a causa del Senador Kelly, quien ha declarado a los mutantes una peste que debe ser erradicada de la Tierra.

Paralelamente, los X Men están atrapados en una batalla filosófica y personal con Magneto, un mutante poderoso que desprecia a los humanos y piensa que jamás podrán convivir en armonía. Junto a él, sus aliados no se detendrán para asegurar que el futuro les pertenezca a los mutantes, incluso si el precio implica destruir a la humanidad entera...

X Men es una saga sobre la evolución. El director Bryan Singer expone a través de las historias de estos héroes, temas universales como los prejuicios, la alienación, la segregación y las diferencias entre la humanidad. Cada uno de sus mensajes son entregados  a la audiencia con la bandera del entretenimiento alzada, y una dirección segura que se centra más en el contenido que en los efectos especiales.

El look del filme es fabuloso, el ritmo narrativo nunca pierde su fuerza y con cada minuto que pasa, nos involucramos más con la historia y el destino de los protagonistas, gracias al acertado reparto y sus convincentes interpretaciones. Ian McKellen y Patrick Stewart como Magneto y el Profesor X, proveen el trasfondo político y moral necesario para desarrollar los temas serios que ataca la cinta: dos personajes que están formados por el mismo molde, y sin embargo, deciden tomar caminos diferentes en sus vidas. Por su parte, Hugh Jackman logra un sorprendente debut como el rebelde e iracundo Wolverine.

Gracias a la misma naturaleza de los personajes en X Men, mucho de lo que vemos en pantalla no se parece a nada antes realizado. Acción, suspenso, personajes intrigantes y un contexto controversial, X Men los dejará inquietos y queriendo saber más de estos superhéroes.

No hay comentarios.: