Ir al contenido principal

Gladiador

Ganadora del Oscar a la Mejor Película en 2001


Guerrero colosal, héroe sin paralelo


Un César con algo de sentido común no tendría opción: Gladiador se merece la señal de APROBADO, no con uno, sino con los dos pulgares arriba. Con tecnología digital de última punta, la épica romana del director Ridley Scott nos trae de regreso la gloria que fue Roma.

A punto de morir, el emperador Marco Aurelio toma la decisión de nombrar como su sucesor a Máximo, general de su ejército, con la esperanza de que él proteja a Roma y devuelva el poder al pueblo. Pero su hijo Cómodo, decidido a no cumplir la voluntad de su padre, desatará una cadena de eventos que cambiará el futuro del Imperio Romano.

Máximo deberá sobrevivir a la ira celosa de Cómodo, el asesinato de su familia y la infamia de ser esclavo. Pero será justo como un gladiador que Máximo hallará la manera de servir de nuevo a Roma y cumplir la promesa hecha al difunto Marco Aurelio.

Reviviendo toda la pompa y ceremonia de las civilizaciones antiguas, Gladiador los deslumbrará con batallas extraordinarias, escenas de pelea realistas y unas vistas admirables de Inglaterra, Malta, Italia y Marruecos.

Russell Crowe es un magnífico gladiador; una combinación de cerebro, músculos y alma noble, que lo coloca en el mismo rango de Kirk Douglas en Espartaco o Charlton Heston en Ben Hur. Su Máximo es un héroe en toda la extensión de la palabra, virtuoso, genuino, carismático y muy, muy humano.

El resto del reparto es magnífico, desde la selección de Joaquim Phoenix como el despreciable Cómodo, cuyos resentimientos y celos son palpables, hasta Richard Harris en su pequeño pero impactante papel de Marco Aurelio. Excelentes son Oliver Reed (quien falleció unos días antes de culminar el rodaje), soberbio como el ex gladiador Próximo, Connie Nielsen en el papel de Lucilla, Djimon Hounsou como Juba y el veterano Derek Jacobi como el senador Gracchus.

Bajo la dirección de Ridley Scott Gladiador triunfa al encontrar un perfecto balance entre acción y emoción. Su foco principal está en los personajes y el flujo de una historia que captura la importancia de nuestras acciones. Sus protagonistas emiten vitalidad, en el campo de batalla, en la arena sangrienta y sobre todo, nos convencen que vale la pena vivir o morir por nuestros valores e ideales.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

King Kong

El director de El Señor de los Anillos, Peter Jackson, rinde tributo a su película favorita, King Kong. Efectos espectaculares y una aventura singular hacen del remake de King Kong un éxito en su género.
Adaptada de la historia original y desarrollada en los años 30, el nuevo Kong expande su leyenda con detalles sobre la Depresión, Broadway y el mundo del Vaudeville.
El resultado es una película deslumbrante pero larguísima. Tres horas y siete minutos nos proveen con los más impresionantes efectos. Y aunque no decepciona visualmente, King Kong no es perfecta.
En mi opinión Jack Black y Adrien Brody están catastróficamente mal seleccionados. El primero parece no escapar de sus artimañas de comediante, y el segundo es simplemente deprimente. Tres actuaciones le dan a King Kong la calidez y el corazón necesarios para compensar esta debilidad, incluyendo a Naomi Watts como la rompecorazones Ann y Jamie Bell como el dulce y extraño Jimmie.
La tercera actuación es el propio Kong, un personaje…

Mi Villano Favorito - Despicable Me

La competencia en el género animado se volvió un poquitín mas interesante con la nueva propuesta de Illumination Entertainment, Mi Villano Favorito (creo que me gusta más su nombre original, Despicable Me).  Gracias al toque modernista que la casa de animación francesa Mac Guff Ligne le imprimió a su diseño de imagen, este es un filme que no se ve como otros, un rasgo refrescante y muy apreciado.
La cinta nos introduce a Gru, un villano desagradable que es capaz de congelar personas para adelantarse en la cola de la cafetería. La vida de Gru se concentra en urdir una canallada tras otra, con el objetivo de lograr ser reconocido como el Villano Más Grande del Mundo y ganar el respeto de su madre.  Desde el sótano de su casa -especie de laboratorio siniestro- Gru fragua con su fiel Dr. Nefario y los Miniones (esos marshmallows amarillos con lentes y bragas azules) cada una de sus trastadas. Pero sus planes son saboteados cuando otro villano llamado Vector entra en escena y amenaza con r…

The Fantastic Four - Los 4 Fantásticos

Héroes fantásticos, película mediocre

Los 4 Fantásticos son la última apuesta de los héroes de Marvel en dar el salto a la gran pantalla. Protagonizada por Ioan Gruduff, Jessica Alba, Chris Evans, Julian McMahon y Michael Chiklis, es también desafortunadamente otra película ruidosa, con muchos efectos y una historia blanda.
Divertida para ver, pero tan irrelevante como un cabello en el piso.
La primera hora de la película es pura diversión, entre el accidente que deja a los 4 con sus poderes y éstos aprendiendo a usarlos y quejándose de sus nuevos cambios. El verdadero desastre viene después, con las explosiones, las destrucciones de puentes, autopistas y cuanta infraestructura soporte las catástrofes que suceden una tras otra. Las actuaciones no son nada del otro mundo, con excepción de Michael Chiklis como la Mole, cuyo personaje es el mejor explotado, al menos emocionalmente hablando.
Pero si quieren un consejo, para ver superhéroes de verdad fantásticos, alquilen Los Increíbles.