abril 29, 2001

Finding Forrester - Descubriendo a Forrester

Publicada en el 2001.


Lecciones de vida


William Forrester lee el Times cuando cena, pero disfruta del National Enquirer durante el postre; bebe whisky escocés J and B; limpia sus ventanas con meticulosidad, pero rara vez abandona su apartamento; debate sobre el uso de conjunciones al principio de las oraciones: es un escritor; las palabras significan todo para él.

Jamal es un adolescente de 16 años que vive en el Bronx, juega basketball y tiene sueños efímeros que desea cristalizar, aunque no tiene idea cómo.

Desde un apartamento en el vecindario, un anciano misterioso observa el mundo. Hasta que por una broma juvenil, Jamal cruza su camino con él y descubre que es William Forrester, un reconocido novelista que toma interés en los dotes literarios del chico.

Forrester se convierte en algo más que el mentor de Jamal; es un fanático de su trabajo y un colega sincero que lo inspira a trabajar más duro y superar sus obstáculos. Y mientras Forrester se envuelve en la vida del chico, él se ve obligado a confrontar sus propios demonios.

Descubriendo a Forrester, dirigida por Gus Van Sant, nos recuerda otra cinta del director, En Busca del Destino (Good Will Hunting), donde un joven prodigio -matemático en aquel contexto- es animado a descubrir su camino en la vida con la ayuda de un guía (Robin Williams). Sin embargo, Forrester imprime un mayor énfasis en la relación maestro-estudiante, a la vez que explora estereotipos raciales.

Sean Connery prueba ser el hombre ideal para caracterizar a William Forrester. No sólo posee la presencia y porte autoritario de un intelecto superior, sino que nos permite ver las fragilidades, debilidades e inseguridades de un ser que se apartó conscientemente del mundo y su criticismo.

Rob Brown, debutando como Jamal, despliega una actuación sutil, mostrando los diferentes matices de un adolescente que atraviesa cambios difíciles, defensivo, inseguro y a la vez, confidente en sus habilidades.

La cinta celebra los grandes beneficios que provienen de la amistad. Un amigo es alguien en quien confiamos lo suficiente como para contarle nuestros sueños y metas, y a partir de ahí, nos obliga a dar lo mejor de nosotros para que los alcancemos.

No hay comentarios.: