julio 20, 2001

Shrek

Publicada en el 2001.


La Bella y la Bestia

Los Tres Cochinitos bailando Breakdance. Pinocchio vendido por Gepetto. Cenicienta y Blancanieves peléandose por el bouquet de la novia. Los 7 enanos en una banda de rock. ¿Pueden imaginarse una historia tan descabellada?

No se trata de una pesadilla. Es Shrek, una nueva y maravillosa cinta animada que entre sus muchas sorpresas, se burla de los cuentos clásicos infantiles.

La película nos presenta con ingenio una historia similar a la del Patito Feo, pero en este caso, el protagonista es un ogro verde y feo que vive en un pantano y usa la cera de sus oídos para iluminar su mesa.

Cercano al hogar de Shrek, está el Reino Mágico de Duloc, donde Lord Farquaad destierra a todos los personajes de los cuentos de hadas enviándolos al pantano del ogro.

A partir de ese momento, un burro que no para de hablar se convierte en el amigo inseparable de Shrek, quien llega a un acuerdo con Lord Farquaad para recuperar su hogar y decide rescatar a la princesa Fiona, atrapada en un castillo lejano custodiado por un dragón, para que Farquaad pueda casarse con ella.

Pero en esta historia, el ogro será el héroe, el burro el noble corcél, el príncipe un villano con complejo napoleónico y la princesa una experta en artes marciales con un secreto inimaginable.

No hay nada dulce o color rosa en Shrek, una fabulosa parodia de los cuentos de hadas y los personajes que abundan en ella. La cinta entretiene a todo el mundo y no tiene piedad de nadie, mientras sus diálogos derrochan referencias de la cultura moderna que los adultos disfrutarán enormemente. La Macarena, Riverdance, The Matrix, todos tienen su momento estelar en Shrek.

En el corazón del film está su protagonista, una bestia que no es tan fea como él piensa y cuyo miedo al rechazo está enmascarado con malhumor y soledad.

La animación es más que extraordinaria, particularmente las detalladas expresiones faciales y las texturas de las pieles. Pero la mejor animación no habría hecho de Shrek un éxito sin la historia tan fresca y original que nos presenta.

El mensaje que la película nos ofrece es eterno y verdadero: no debemos juzgar a las personas por su apariencia, pues todos los seres humanos tenemos muchas capas. En cada persona hay mucho más que lo que se ve en la superficie.

No hay comentarios.: