agosto 06, 2001

The Fast and the Furious - Rápido y Furioso

Publicada en el 2001.

Punto de Quiebra

Las carreras de autos en las calles de Los Angeles son veloces, rápidas, furiosas e ilegales. Las pandillas locales se reunen con sus automóviles especialmente diseñados y ensamblados para aumentar la adrenalina, ganar apuestas y el respeto de los asistentes. A este mundo intoxicante llega Brian, que pierde su primera carrera, pero gana el respeto de su contrincante Dominic, uno de los reyes del peligroso deporte. 

Poco a poco, Brian se sumerge en el mundo de las carreras de autos y se gana la confianza de Dominic y su hermana Mia, sin que éstos sospechen que es un policía undercover tratando de buscar pistas para desenmascarar a una banda de ladrones sobre ruedas.

Rápido y Furioso es un film que entrega todo lo que su título promete. Hecho para todos aquellos con un nivel alto de tetosterona y sin más pretensiones que ser un sueño hecho realidad para hombres con fantasías autoeróticas.

La trama de la cinta tiene poco que ofrecer. Los autos son objetos de deseo y los verdaderos protagonistas de la cinta. El director, Rob Cohen, nos describe las máquinas y la subcultura que los rodea con mucho detalle.

La cinta es una orgía de combustible, pistones e inyectores revelando un mundo en el que para ganarse el respeto de los otros, debes  dejar que tu carro sea quien tenga la última palabra. La narrativa no va a ningún lado, pero estos autos van volando a millones de kilómetros por hora.