noviembre 29, 2001

Spy Game - Juegos de Espías

Publicada en el 2001.


Juegos peligrosos


Espiar es un juego y es un juego sin límites, despiadado, que puede generar mucha crueldad y cinismo. Un montón de personas entrenadas en las artes de la decepción y la traición. Y en ese momento, ¿en quién se puede confiar?

Para Nathan Muir (Robert Redford) la respuesta está clara. En nadie. Muir es un veterano astuto del espionaje internacional. A sólo 24 horas de su retiro de la CIA, él tendrá que enfrentar su misión más difícil: Tom Bishop (Brad Pitt), su pupilo y ex protegido, ha sido arrestado en una prisión china y será ejecutado en 24 horas. Conflictos dipomáticos y de comercio se interpondrán en un posible rescate de Bishop; por ello, la CIA está buscando excusas para no salvarlo y Nathan tendrá que involucrarse por última vez en el peligroso juego del espionaje para recatar a Bishop de una muerte segura.

La verdadera historia en este thriller es la creación y educación de Bishop como espía y la relación con su tutor. Tom y Nathan no son únicamente mentor y pupilo; son casi el mismo reflejo ante un espejo.

El director Tony Scott hace uso de su acostumbrado estilo y ritmo visual para darle a cada uno de los escenarios una atmósfera hiperkinética. El ritmo del film, aunque narrado casi por completo en flashbacks y recuerdos, se las arregla para mantenernos enganchados a la historia.

Inteligente pero anticlimático en su desenlace, Juegos de Espías aplica las reglas para lograr su efectividad. Más que nada, tiene un gran actor de protagonista que es la voz de la razón, que juega con las personas como si estuvieran en su propio tablero de ajedrez. Sin salir de los cuarteles de la CIA, Nathan Muir tiene más acción de la que nosotros podemos esperar. Porque para él, el juego está en la mente.

noviembre 26, 2001

The Pledge - Asesino Oculto

Publicada en el 2001.


Obsesión fatal


Jerry Black, detective de la policía de Nevada, está a sólo seis horas de su retiro. En medio de una fiesta de despedida, con un ticket para irse de pesca y disfrutar de su jubilación, los policías reciben una llamada de emergencia. Un homicidio terrible se ha cometido. Y Jerry, aunque ya no tiene porque participar, acude a este último caso.

Y el último caso resulta ser el más devastador.

Una niña ha sido brutalmente asesinada y la policía se lanza a la captura del asesino. Jerry promete a la madre de la niña encontrar al asesino y hacer justicia. Un sospechoso es atrapado y encarcelado, pero Jerry no está convencido de que él sea el culpable. Y con la persistente idea de que el asesino podría volver a atacar, Jerry se lanza en una obsesiva cruzada solitaria para descubrirlo y detenerlo.

Dirigida por Sean Penn, Asesino Oculto es una historia de obsesiones y la tenacidad de un policía que no está dispuesto a darse por vencido.

Penn se enfoca en sacar el máximo provecho de cada uno de sus actores en los minutos que comparten la pantalla con Nicholson. Por supuesto, él es la estrella, y con esta interpretación nos da pruebas que no tiene que ser un loco desquiciado en el estilo de Mejor Imposible o Atrapado sin Salida para hacernos sentir su desmoronamiento mental.  Su Jerry habla poco pero aturde con su silencio, y para el final de la película, la frustracion se apoderará de nosotros mientras vemos como el destino es capaz de hacernos trampa y volvernos locos en el intento.

The Score - Cuenta Final

Publicada en el 2001.


Honor entre ladrones

Tres generaciones de grandes actores se reunen para un robo millonario en la cinta Cuenta Final. Marlon Brando, Robert De Niro y Edward Norton encabezan esta historia dirigida por Frank Oz (mejor conocido por hacer las voces de Yoda y Miss Piggy).

Cuenta Final nos presenta a Nick Wells (De Niro), un hombre con doble vida. En Montreal, es simplemente el dueño de un elegante club de jazz. Fuera de las fronteras, es un experto ladrón que siempre trabaja solo y tiene como regla no robar en el lugar donde vive.

Pero la regla de Nick pronto se convierte en excepción cuando su socio y amigo Max (Brando) le propone un robo sofisticado y lo suficientemente jugoso como para retirarse de por vida: entrar a la Aduana Central de Montreal y llevarse un valiosísimo cetro medieval. Max, además de presentarle el plan a Nick, le propone un compañero para la complicada operación: Jack (Norton), un joven arrogante y ambicioso que trabaja en la aduana haciéndose pasar por un joven autista.

Y cuando estas tres fuerzas se unen, sólo una pregunta permanece en el aire: ¿será posible mantener el honor entre ladrones?

Las actuaciones de los protagonistas no son ni más ni menos de lo que se podría esperar de ellos. Brando, aunque aparece en cuatro o cinco escenas, le da colorido y profundidad suficiente a Max; De Niro no es menos como el taciturno y modesto Nick. Edward Norton hace un trabajo admirable mientras cambia sin esfuerzo de un rol a otro, el confidente ladrón y el joven autista que usa como mascarada.

noviembre 16, 2001

Joy Ride - Frecuencia Mortal

Publicada en el 2001.


Terror en el espejo retrovisor


La nueva cinta del director John Dahl, Frecuencia Mortal, es un "road movie"  lleno de acción donde tres jóvenes recorren las vías interestatales de Estados Unidos y tratan de sobrevivir las maquinaciones perversas de un camionero psicótico.

La cinta circula por las mismas temáticas de Duel (Dennis Weaver, 1971), filme que pavimentó el camino para las historias de conductores desquiciados que quieren sacar a otros vehículos de su camino.

El drama inicia en un campus universitario. Lewis (Paul Walker) ha culminado sus clases y se dispone a regresar a su casa. Diferentes intereses lo llevan a recoger en el camino a su hermano descarriado y bromista Fuller (Steve Zahn) y a su amiga Venna (Leelee Sobieski).

Una broma imprudente se convierte en una pesadilla cuando Fuller y Lewis, utilizando un radio de banda corta, juegan con los sentimientos del conductor de un camión que se hace llamar Clavo Oxidado.

Y la furia del lujurioso Clavo desata un viaje infernal para los jóvenes que puede terminar en muerte.

Frecuencia Mortal posee suficiente tensión y suspenso como para mantenernos alerta al destino de Fuller, Lewis y Venna. Los mejores momentos de la cinta transcurren cuando nuestros héroes están detrás del volante y la cámara se centra en el radio y la espeluznante voz que se convierte en amenaza latente.

noviembre 05, 2001

Hannibal

Publicada en el 2001.


Secuela voraz


El Doctor Hannibal Lecter tiene hambre de nuevo. El caníbal más famoso del mundo regresa para darse un festín de bocadillos grotescos.

Las alubias y el Chianti no forman parte de los acompañantes en Hannibal, la muy esperada continuación del clásico film El Silencio de los Inocentes. Dirigida por Ridley Scott (Alien, Gladiador), la secuela carece del impacto de su predecesora.

Diez años después de haber escapado de su confinamiento, Hannibal "El Caníbal" Lecter reaparece en la bella ciudad italiana de Florencia, donde trabaja como curador en un museo y disfruta la "dolce vita".

Mientras en Estados Unidos Mason Verger, la única víctima sobreviviente a los ataques de Lecter, planea una gran venganza en contra del hombre que lo convirtió en un monstruo desfigurado. La carnada para encontrar a Lecter será Clarice Starling, otrora novata y en el presente una reconocida agente del FBI.

Diez años han pasado, pero Lecter no ha olvidado a Clarice. Diez años después, ella sigue pensando y soñando con él. El juego del gato y el ratón se inicia de nuevo.

Basada en la novela de Thomas Harris, Hannibal posee un tono y estilo cinematográfico diferente a El Silencio de los Inocentes. Fiel a la novela en su mayor parte, Scott no escatima en mostrarnos todo lo que ha sido plasmado en el libro. Cosa que no es precisamente un halago.

A lo largo de nuestro viaje, Anthony Hopkins continúa siendo imponente y poderosamente atractivo como el diabólico caníbal. Su manera de hablar, de gesticular, es aterradora y seductora. Reemplazando a Jodie Foster en el papel de Starling, Julianne Moore logra un balance justo entre las fortalezas y vulnerabilidades de Clarice.

Hannibal tiene todas las características de una gran secuela hollywoodense. Es costosa, más simple y sobre todo, más predecible y desechable.

Ta-ta.