Ir al contenido principal

Hannibal

Publicada en el 2001.


Secuela voraz


El Doctor Hannibal Lecter tiene hambre de nuevo. El caníbal más famoso del mundo regresa para darse un festín de bocadillos grotescos.

Las alubias y el Chianti no forman parte de los acompañantes en Hannibal, la muy esperada continuación del clásico film El Silencio de los Inocentes. Dirigida por Ridley Scott (Alien, Gladiador), la secuela carece del impacto de su predecesora.

Diez años después de haber escapado de su confinamiento, Hannibal "El Caníbal" Lecter reaparece en la bella ciudad italiana de Florencia, donde trabaja como curador en un museo y disfruta la "dolce vita".

Mientras en Estados Unidos Mason Verger, la única víctima sobreviviente a los ataques de Lecter, planea una gran venganza en contra del hombre que lo convirtió en un monstruo desfigurado. La carnada para encontrar a Lecter será Clarice Starling, otrora novata y en el presente una reconocida agente del FBI.

Diez años han pasado, pero Lecter no ha olvidado a Clarice. Diez años después, ella sigue pensando y soñando con él. El juego del gato y el ratón se inicia de nuevo.

Basada en la novela de Thomas Harris, Hannibal posee un tono y estilo cinematográfico diferente a El Silencio de los Inocentes. Fiel a la novela en su mayor parte, Scott no escatima en mostrarnos todo lo que ha sido plasmado en el libro. Cosa que no es precisamente un halago.

A lo largo de nuestro viaje, Anthony Hopkins continúa siendo imponente y poderosamente atractivo como el diabólico caníbal. Su manera de hablar, de gesticular, es aterradora y seductora. Reemplazando a Jodie Foster en el papel de Starling, Julianne Moore logra un balance justo entre las fortalezas y vulnerabilidades de Clarice.

Hannibal tiene todas las características de una gran secuela hollywoodense. Es costosa, más simple y sobre todo, más predecible y desechable.

Ta-ta.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

King Kong

El director de El Señor de los Anillos, Peter Jackson, rinde tributo a su película favorita, King Kong. Efectos espectaculares y una aventura singular hacen del remake de King Kong un éxito en su género.
Adaptada de la historia original y desarrollada en los años 30, el nuevo Kong expande su leyenda con detalles sobre la Depresión, Broadway y el mundo del Vaudeville.
El resultado es una película deslumbrante pero larguísima. Tres horas y siete minutos nos proveen con los más impresionantes efectos. Y aunque no decepciona visualmente, King Kong no es perfecta.
En mi opinión Jack Black y Adrien Brody están catastróficamente mal seleccionados. El primero parece no escapar de sus artimañas de comediante, y el segundo es simplemente deprimente. Tres actuaciones le dan a King Kong la calidez y el corazón necesarios para compensar esta debilidad, incluyendo a Naomi Watts como la rompecorazones Ann y Jamie Bell como el dulce y extraño Jimmie.
La tercera actuación es el propio Kong, un personaje…

Mi Villano Favorito - Despicable Me

La competencia en el género animado se volvió un poquitín mas interesante con la nueva propuesta de Illumination Entertainment, Mi Villano Favorito (creo que me gusta más su nombre original, Despicable Me).  Gracias al toque modernista que la casa de animación francesa Mac Guff Ligne le imprimió a su diseño de imagen, este es un filme que no se ve como otros, un rasgo refrescante y muy apreciado.
La cinta nos introduce a Gru, un villano desagradable que es capaz de congelar personas para adelantarse en la cola de la cafetería. La vida de Gru se concentra en urdir una canallada tras otra, con el objetivo de lograr ser reconocido como el Villano Más Grande del Mundo y ganar el respeto de su madre.  Desde el sótano de su casa -especie de laboratorio siniestro- Gru fragua con su fiel Dr. Nefario y los Miniones (esos marshmallows amarillos con lentes y bragas azules) cada una de sus trastadas. Pero sus planes son saboteados cuando otro villano llamado Vector entra en escena y amenaza con r…

The Fantastic Four - Los 4 Fantásticos

Héroes fantásticos, película mediocre

Los 4 Fantásticos son la última apuesta de los héroes de Marvel en dar el salto a la gran pantalla. Protagonizada por Ioan Gruduff, Jessica Alba, Chris Evans, Julian McMahon y Michael Chiklis, es también desafortunadamente otra película ruidosa, con muchos efectos y una historia blanda.
Divertida para ver, pero tan irrelevante como un cabello en el piso.
La primera hora de la película es pura diversión, entre el accidente que deja a los 4 con sus poderes y éstos aprendiendo a usarlos y quejándose de sus nuevos cambios. El verdadero desastre viene después, con las explosiones, las destrucciones de puentes, autopistas y cuanta infraestructura soporte las catástrofes que suceden una tras otra. Las actuaciones no son nada del otro mundo, con excepción de Michael Chiklis como la Mole, cuyo personaje es el mejor explotado, al menos emocionalmente hablando.
Pero si quieren un consejo, para ver superhéroes de verdad fantásticos, alquilen Los Increíbles.