Ir al contenido principal

One Hour Photo - Retratos de una Obsesión

Publicada en el 2002.


Close-up


Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Pero en Retratos de una Obsesión, las imágenes valen más que la vida para Sy Parrish (Robin Wiliams).

Sy trabaja en el foto-estudio de un supermercado local. El se encarga de revelar las fotografías de aquellos que capturan con sus cámaras los momentos más felices o especiales de sus vidas. Sy toma su trabajo muy seriamente y no escatima esfuerzos para que las fotos se vean perfectas.

El problema es que Sy Parrish ha visto ya demasiadas instantáneas de una familia en particular, los Yorkin. Se ha obsesionado con Nina, Will y su hijo Jacob hasta el punto de considerarse parte de su familia, y cuando algo bueno les pasa él se alegra internamente por los Yorkin. Pero si alguna cosa está mal, Sy es capaz de hacer lo que sea para resolverla.

Entonces, Sy cruza la delgada línea entre la cordura y la locura.

Retratos de una Obsesión nos ofrece la nueva travesía de Robin Williams por el lado oscuro. El comediante y héroe sentimental del filmes como La Sociedad de los Poetas Muertos, Mrs. Doubtfire, El Pescador de Ilusiones y Good Will Hunting dejó atrás su imagen bonachona y ahora ha optado por roles más agresivos y macabros.

El director/guionista Mark Romanek enfoca la historia completamente en Sy; con narraciones en off, describe poco a poco la naturaleza de su personalidad. Del mismo modo que una fotografía, el retrato de un ser reprimido, obsesivo y agresivo es revelado ante nuestros ojos. La próxima vez que tenga que revelar unas fotos, piénselo mejor.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

King Kong

El director de El Señor de los Anillos, Peter Jackson, rinde tributo a su película favorita, King Kong. Efectos espectaculares y una aventura singular hacen del remake de King Kong un éxito en su género.
Adaptada de la historia original y desarrollada en los años 30, el nuevo Kong expande su leyenda con detalles sobre la Depresión, Broadway y el mundo del Vaudeville.
El resultado es una película deslumbrante pero larguísima. Tres horas y siete minutos nos proveen con los más impresionantes efectos. Y aunque no decepciona visualmente, King Kong no es perfecta.
En mi opinión Jack Black y Adrien Brody están catastróficamente mal seleccionados. El primero parece no escapar de sus artimañas de comediante, y el segundo es simplemente deprimente. Tres actuaciones le dan a King Kong la calidez y el corazón necesarios para compensar esta debilidad, incluyendo a Naomi Watts como la rompecorazones Ann y Jamie Bell como el dulce y extraño Jimmie.
La tercera actuación es el propio Kong, un personaje…

Mi Villano Favorito - Despicable Me

La competencia en el género animado se volvió un poquitín mas interesante con la nueva propuesta de Illumination Entertainment, Mi Villano Favorito (creo que me gusta más su nombre original, Despicable Me).  Gracias al toque modernista que la casa de animación francesa Mac Guff Ligne le imprimió a su diseño de imagen, este es un filme que no se ve como otros, un rasgo refrescante y muy apreciado.
La cinta nos introduce a Gru, un villano desagradable que es capaz de congelar personas para adelantarse en la cola de la cafetería. La vida de Gru se concentra en urdir una canallada tras otra, con el objetivo de lograr ser reconocido como el Villano Más Grande del Mundo y ganar el respeto de su madre.  Desde el sótano de su casa -especie de laboratorio siniestro- Gru fragua con su fiel Dr. Nefario y los Miniones (esos marshmallows amarillos con lentes y bragas azules) cada una de sus trastadas. Pero sus planes son saboteados cuando otro villano llamado Vector entra en escena y amenaza con r…

The Fantastic Four - Los 4 Fantásticos

Héroes fantásticos, película mediocre

Los 4 Fantásticos son la última apuesta de los héroes de Marvel en dar el salto a la gran pantalla. Protagonizada por Ioan Gruduff, Jessica Alba, Chris Evans, Julian McMahon y Michael Chiklis, es también desafortunadamente otra película ruidosa, con muchos efectos y una historia blanda.
Divertida para ver, pero tan irrelevante como un cabello en el piso.
La primera hora de la película es pura diversión, entre el accidente que deja a los 4 con sus poderes y éstos aprendiendo a usarlos y quejándose de sus nuevos cambios. El verdadero desastre viene después, con las explosiones, las destrucciones de puentes, autopistas y cuanta infraestructura soporte las catástrofes que suceden una tras otra. Las actuaciones no son nada del otro mundo, con excepción de Michael Chiklis como la Mole, cuyo personaje es el mejor explotado, al menos emocionalmente hablando.
Pero si quieren un consejo, para ver superhéroes de verdad fantásticos, alquilen Los Increíbles.