junio 21, 2005

Batman Begins - Batman Inicia








Angel nocturno


No más videos pop (Joel Schumacher), no más "gothic gore" (Tim Burton). Batman Inicia es un gran reinicio para la franquicia del enmascarado alado. Los especialistas dicen que es la perfecta representación del comic de Bob Kane, lo cual me alegra sobremanera. 

La cinta dirigida por el genial Christopher Nolan cuenta la lucha de un hombre imperfecto, lleno de ira, que paradójicamente trata de equilibrar esos horribles sentimientos con buenas acciones. Y por ser humano no controla el placer que siente al atormentar a los malechores mientras se oculta bajo el disfraz de un hombre murciélago.

Todo gira en torno a Bruce Wayne (Christian Bale), el niño multimillonario que ve como sus padres son asesinados por un ladronzuelo y desde ese día se torna un huracán de odio. Tutelado por su fiel mayordomo Alfred (maravilloso Michael Caine), Wayne crece y con él su culpa y desprecio, hasta que desaparece y se dedica a estudiar la naturaleza del mal. Así conoce a Ducard (Liam Neeson), quien se convierte en su mentor y lo enseña a confrontar sus miedos.

Y por supuesto, Wayne decide regresar a Ciudad Gótica para luchar contra el crimen y la injusticia, utilizando un murciélago como símbolo para aterrorrizar a los criminales que han plagado su ciudad natal.

El proceso de convertirse en héroe es lento y lleno de tropiezos. Batman no nace de un día para el otro; sus lecciones son a veces dolorosas, pero -al menos personalmente- me encantó que fuera así.

Todo en esta película es oscuro y tenebroso, desde el diseño de producción hasta los personajes. Los artilugios de Batman, el traje y hasta el batimóvil son modelos crudos y no prototipos estrambóticos. Bale resulta una elección acertada aunque se siente un poco rígido; por su parte Morgan Freeman y Michael Caine brindan el necesario toque humano y paternal que la historia necesita.

Batman Inicia nos invita a redescubrir el mundo de los super héroes y el lado oscuro que todos los humanos tenemos. Es un film inteligente y entretenido y una buena excusa para visitar de nuevo las calles corruptas de Ciudad Gótica.

No hay comentarios.: