julio 19, 2005

The Fantastic Four - Los 4 Fantásticos





Héroes fantásticos, película mediocre


Los 4 Fantásticos son la última apuesta de los héroes de Marvel en dar el salto a la gran pantalla. Protagonizada por Ioan Gruduff, Jessica Alba, Chris Evans, Julian McMahon y Michael Chiklis, es también desafortunadamente otra película ruidosa, con muchos efectos y una historia blanda.

Divertida para ver, pero tan irrelevante como un cabello en el piso.

La primera hora de la película es pura diversión, entre el accidente que deja a los 4 con sus poderes y éstos aprendiendo a usarlos y quejándose de sus nuevos cambios. El verdadero desastre viene después, con las explosiones, las destrucciones de puentes, autopistas y cuanta infraestructura soporte las catástrofes que suceden una tras otra. Las actuaciones no son nada del otro mundo, con excepción de Michael Chiklis como la Mole, cuyo personaje es el mejor explotado, al menos emocionalmente hablando.

Pero si quieren un consejo, para ver superhéroes de verdad fantásticos, alquilen Los Increíbles.

julio 04, 2005

War of the Worlds - La Guerra de los Mundos








La guerra de la decepción


La novela de H.G. Wells regresa a la gran pantalla en una perlícula costosa e irrelevante llamada La Guerra de los Mundos. No puedo creer que Steven Spielberg, a quien considero uno de los mejores directores de todos los tiempos, haya dirigido una película tan torpe. Incluso con esos 135 millones de dólares de presupuesto, es una cinta pobre, que no dudo recaudará trillones en la taquilla.

Protagoniza Tom Cruise como Ray Ferrier, un divorciado inmaduro con dos hijos, un adolescente irritable y una nina precoz y sabihonda. La cinta ve los eventos catastróficos  desde los ojos de Ray: y es que de algún universo remoto unos aliens han viajado millones de años luz para atacarnos y gracias a esto Cruise pasa dos horas corriendo, escondiéndose y defendiendo a sus ingratos hijos de una muerte cercana.

Cuando se inicia la invasión nos enteramos que años atrás los aliens enterraron unas máquinas en todo el planeta y ahora las están activando, asesinando a millones en su camino y chupando nuestra sangre. El porqué no lo sabemos, quizás es porque les dio la gana.

La trama aquí es prácticamente inexistente, los personajes son de una sola nota y los efectos especiales aburren. No hubo ningún nexo emocional que nos relacione con los protagonistas, hasta el punto que no me importaba si al final sobrevivía alguno de ellos (yo quería que se murieran TODOS). La cinta es una excusa vulgar para presentar una gran escena de acción tras la otra, hasta culminar en el ya desgastado y cursi final feliz "a la Spielberg". Absolutamente implausible, por cierto.

Probablemente existen cualidades positivas sobre La Guerra de los Mundos, pero las vi aplastadas por los horribles defectos que la caracterizan y que ya enumeré en los párrafos anteriores. Una verdadera tragedia cinematográfica porque cuando se trata de Steven Spielberg, deberíamos esperar siempre MÁS.