agosto 22, 2005

Charlie and the Chocolate Factory - Charlie y la Fábrica de Chocolate



Una golosina digna de saborear


La nueva versión de Charlie y la Fábrica de Chocolate representa un ejemplo perfecto de lo que podemos esperar de Tim Burton: escenarios extravagantes, personajes extraños, la música fantástica de Danny Elfman y como valor agregado, Johnny Depp como Willy Wonka.


Burton rescata e incorpora los elementos visuales de La versión de 1971 en la dirección de arte y fotografía. La historia no tiene mayor cambio, salvo la época en la que se recrea. La película hace su crítica al estilo desviado que algunos padres aplican para criar a sus hijos. Los valores, el amor desinteresado a la familia son exaltados sin sonar como un sermón.


La interpretación de Depp como Wonka es genial. Más reprimido, excéntrico y completamente acertado para esta versión. El reparto es impecable y nadie decepciona. Mención especial se merece Deep Roy, el actor que intepretó a los Oompa Loompas, siniestro pero maravilloso...


Burton me convenció con su reinterpretación de Charlie, a quien le dió un final más completo y una onda más a tono con nuestra generación. Su originalidad y su falta de reverencia para ridiculizar los estereotipos que abundan en la sociedad hacen de Charlie y la Fábrica de Chocolate una chuchería digna de saborear.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Milva!
Me encanta Burton, esta quemado pero es tremendo director. Se ve que te gustan sus peliculas. Cuando escribiras sobre The Nightmare before Christmas? Es su opera prima!
El Jedi