enero 19, 2006

King Kong



El director de El Señor de los Anillos, Peter Jackson, rinde tributo a su película favorita, King Kong. Efectos espectaculares y una aventura singular hacen del remake de King Kong un éxito en su género.

Adaptada de la historia original y desarrollada en los años 30, el nuevo Kong expande su leyenda con detalles sobre la Depresión, Broadway y el mundo del Vaudeville.

El resultado es una película deslumbrante pero larguísima. Tres horas y siete minutos nos proveen con los más impresionantes efectos. Y aunque no decepciona visualmente, King Kong no es perfecta.

En mi opinión Jack Black y Adrien Brody están catastróficamente mal seleccionados. El primero parece no escapar de sus artimañas de comediante, y el segundo es simplemente deprimente. Tres actuaciones le dan a King Kong la calidez y el corazón necesarios para compensar esta debilidad, incluyendo a Naomi Watts como la rompecorazones Ann y Jamie Bell como el dulce y extraño Jimmie.

La tercera actuación es el propio Kong, un personaje recreado para la computadora por Andy Serkis. Kong es una maravilla. Es capaz de mostrarnos su amor por Ann y luego provocarnos la misma tristeza que sus ojos expresan cuando se lo llevan de su isla. Sin una línea que pronunciar, esta criatura tiene la profundidad suficiente para enternecernos hasta el punto que uno sólo desea que consiga a su chica, a pesar de las diferencias abismales que los separan. A Brody que lo pise un carrito.

enero 18, 2006

The Chronicles of Narnia: The Lion, the Witch and the Wardrobe - Las Crónicas de Narnia


Dentro de un ropero mágico

¿Existe algo más emocionante para un niño que descubrir un portal a un mundo de fantasía donde habitan hadas, faunos y leones que batallan malvadas brujas? Tal es la premisa de Las Crónicas de Narnia: El León, la Bruja y el Ropero, versión de la saga de 7 libros de C.S. Lewis.

Cuatro hermanos ingleses son evacuados a la campiña durante los bombardeos en la Segunda Guerra Mundial. En la casa de un pariente lejano los niños Pevensie descubren un ropero oculto en una habitación. Como Alicia en el País de las Maravillas, el ropero es el portal hacia un mundo mágico llamado Narnia.

La llegada de los Pevensie a Narnia desata una guerra. Por un lado la malvada Bruja Blanca desea continuar su dominio total; por el otro, un león-mesías llamado Aslan lidera a los rebeldes junto a los Pevensie a una cruzada para restaurar Narnia a toda su majestuosidad pasada.

La temática de Narnia está cargada de alusiones a la teología cristiana. A pesar de ser comparada con épicas al estilo del Señor de los Anillos, Narnia pareciera tener más en común con El Mago de Oz y Peter Pan, donde los niños escapan del realismo y el pesimismo para vivir aventuras grandilocuentes.

El director Andrew Adamson (Shrek) construye una historia envolvente que impulsada bajo las actuaciones de su joven reparto y el toque mágico de los efectos especiales parecieran garantizar a esta nueva saga un futuro dentro de los nuevos clásicos familiares.