abril 19, 2006

Crash




Colisión de emociones
 

La raza de una persona es origen de conflictos, odio y prejuicios, al menos, en la ciudad de Los Ángeles según lo presenta Crash, la película ganadora del Oscar 2006, escrita y dirigida por Paul Haggis (Million Dollar Baby).

Con la exposición de segmentos en las vidas de un grupo de personajes a lo largo de 48 horas, Crash confronta a su audiencia con temas controversiales. Latinos, árabes, blancos, negros, coreanos, iraníes, ricos y pobres, poderosos y desvalidos definirán sus relaciones y su comportamiento a través del racismo.

Los choques a los que se refiere el título del film son –en su mayoría- emocionales, y a través de los mismos llegamos a comprender a cada uno de los personajes y sus motivos para desconfiar unos de otros. 

El resultado final es una serie de parábolas en las que los protagonistas aprenden de sus errores y de su comportamiento. Ese aprendizaje es duro y cruel y como se puede ver, muchas veces se paga un precio muy alto por nuestras experiencias.

No hay comentarios.: