febrero 14, 2007

Little Miss Sunshine

Quien describa a la familia Hoover los calificaría sin pensarlo mucho como un grupete de perdedores: el papá es un aspirante a motivador que no motiva mucho, la mamá es un ama de casa preocupada por su hermano, un profesor de literatura que acaba de tratar de suicidarse sin mucha suerte, el abuelo es un veterano retirado con cierta adicción por la cocaína, el hijo es un adolescente fanático de Nietzsche con un voto de silencio y finalmente está Olive, una pequeña obsesionada con los concursos de belleza.

Ellos son los protagonistas de Little Miss Sunshine, una cinta sobre una familia disfuncional y su búsqueda del sueño americano.

En una vieja y destartalada camioneta Volskwagen, los Hoover se apretujan para acompañar a Olive a un concurso de belleza, en un periplo que pone a prueba sus  personalidades. Ver la pasión, el dolor, los corazones rotos y la diversión que a ratos los Hoover experimentarán será compartir el viaje con ellos.

El camino es atropellado y agridulce, con las situaciones más diversas agotando la dinámica disfuncional de la familia y constantemente amenazando con colapsar el viaje. La búsqueda del sueño americano parece quedarse sin gasolina a medida que los anhelos individuales son devastados.

Esta maravillosa comedia cuenta con un guión fresco y un grupo de talentosos actores que trae a la superficie tanto las extravagancias de sus personajes como su humanidad. Little Miss Sunshine es un testamento a la lealtad y amor incondicional que nos da nuestra familia.