julio 14, 2007

Harry Potter and The Order of The Phoenix - Harry Potter y La Orden del Fénix


El quinto año en Hogwarts se inicia con nuestro héroe Harry más iracundo que nunca, luego de pasar el verano ignorado por todos y desacreditado por el periódico Daily Prophet por atreverse a sugerir que Lord Voldemort ha regresado de la muerte.

Una vez más, Harry y su combo tendrán que batallar contra El-Que-No-Debe-Ser-Nombrado mientras lidia con un ministerio que insiste en negarse a aceptar el regreso de Voldemort. Es así como nace dentro del colegio la figura de la Alta Inquisidora, en la persona de Dolores Umbridge.

Son tiempos difíciles para todos los personajes de la saga Potter. Director y guionistas han preparado una historia oscura para entretener a todos los que la vean, mostrándonos criaturas y situaciones fantásticas. Pero es en las actuaciones donde una cinta se luce, y aquí son realmente buenas.

Los tres protagonistas, Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint se han acoplado perfectamente a sus personales. Pero es el reparto de apoyo donde Potter brilla más. La crema y nata del cine inglés se luce, particularmente Gary Oldman, Imelda Staunton, Helena Bonham Carter, David Thewlis y Ralph Fiennes.

La cinta nos muestra ese período "peculiar" que todos los adolescentes vivimos, entre la niñez y la adultez, entre decidir en hacer lo correcto o seguir las reglas, o escoger entre conocimiento y entendimiento. Cuando todas las cartas están sobre la mesa, podemos ver el crecimiento de Harry como personaje.

Sin embargo, existen señales preocupantes de que no hay un verdadero reto de película a película: no hay cambios sustanciosos entre un capítulo y otro. Al ver HP5, me dio una sensación de que la historia -como un todo- estaba matando tiempo, preparándonos para las grandes batallas por luchar en los dos últimos episodios. Pareciera que muchas preguntas quedan sin responder. Pero entonces me pregunto, qué tan buena puede ser una historia que no deje una que otra interrogante en el aire?