mayo 25, 2010

Last Chance Harvey - Kate & Harvey

La vida tiene una segunda oportunidad en la comedia romántica Last Chance Harvey. Protagonizada por Dustin Hoffman y Emma Thompson, la cinta nos narra el encuentro de dos personas que aparentemente no tienen nada en común, salvo su soledad.  

Harvey es un tipo que metió la pata con su familia y su carrera y ahora va camino a Londres a la boda de su hija, so pena de ser despedido si no entrega un trabajo a tiempo. Kate es empleada pública que ha sufrido varias decepciones amorosas y prefiere no involucrarse con nadie antes de recibir otra; además tiene una madre (Eileen Atkins) que la llama cada cinco minutos hasta el punto de la insanidad.

En el aeropuerto se da el rendezvous de estos dos solitarios y a partir de ahí se inicia un paseo mágico por las calles de Londres en las que nuestra pareja se conoce poco a poco; al principio tímidos y cautos, las defensas bajan hasta dar paso a un genuino agrado del uno por el otro. La posibilidad de una nueva oportunidad es cada vez más latente con cada conversación, cada anécdota compartida. No hay nada especial en lo que Kate y Harvey hacen, sólo caminan y conversan hasta conectarse. Lidian con sus cargas, afrontan sus miedos y hablan de sus aficiones. 

Last Chance Harvey es una comedia romántica cuya fortaleza está en sus protagonistas. Las subtramas -si bien necesarias- no añaden mucho al flujo de esta historia. Son Kate y Harvey quienes importan, no porque sean agradables o buenas personas. Lejos de eso. Son tan imperfectos y humanos que a pesar de los errores cometidos, lo único que cabe es desearles un merecido desenlace feliz.

mayo 14, 2010

CÁPSULAS: Qui M'Aime Me Suive - Si Me Amas, Sígueme


Sinopsis: Max (Mathieu Demy) es un exitoso y brillante doctor de cirugía torácica en sus treinta, felizmente casado con Ana (Romane Bohringer) y respetado por sus amigos y familiares. Años atrás, Max tocaba la guitarra y soñaba con convertirse en cantante de rock. Una promoción en su trabajo por la que muchos matarían, junto con el discurso orgulloso de su padre y el recuerdo nostágico del sueño que nunca se materializó llevarán a Max a poner su vida patas arriba y con ello desquiciar las vidas de todos los que lo rodean.

Una crisis de identidad, la liberación de un espíritu reprimido y el ahnelo de realizar el sueño de tu vida son algunos de los temas que toca esta simpática comedia negra del director Benoit Cohen. A través de de Max no sólo experimentamos su despertar a una vida más viva, que huye a la monotonía y a los convencionalismos, sino que observamos como todos los que están a su alrededor cambian -para bien o mal- sus percepciones sobre el valor y la voulntad que se requieren para alcanzar tus deseos. Una pegajosísima banda sonora que hace match perfecto con la dirección cámara en mano y el estilo visual del film nos envuelve convincentemente en las locuras de Max y compañía. Las actuaciones son sinceras (Julie Depardieu y Eleonore Pourriat de mis favoritas) y dan al largometraje ese toque de realismo que nos hace seguirle la corriente a estos franceses alocados en busca del sueño perdido. Divertida y relajante opción en el festival de Cine Francés.

mayo 03, 2010

Iron Man 2





Más descarado, engreido y narciso. Tony Stark regresa a lo grande en la secuela de Iron Man, titulada simplemente Iron Man 2.

La historia se inicia seis meses después de la conferencia de prensa en la que Stark admite ser Iron Man. En ese tiempo, el solito se ha encargado de privatizar la paz, acabar con las guerras y  el negocio armamentista, cosa que no tiene muy contentos a los militares ni al gobierno de los Estados Unidos.

Además a nuestro héroe lo está matando -literalmente- su armadura, y anda en la búsqueda de un antídoto que le ponga fin a su mortalidad. Su asistente Pepper Potts lo presiona, su mejor amigo Rhodey también, su competidor más cercano, un envidioso y aburrido llamado Justin Hammer (Sam Rockwell) le quiere plagiar el trabajo. No la tiene fácil.

Y en Rusia, un físico llamado Ivan Danko (Mickey Rourke) está a punto de darle un poco de su propia medicina.

IM2 es una historia de crisis de indentidad y de venganza. Y Stark, con la personalidad que tiene, no es el típico héroe torturado que ya hemos visto antes. Su camino es el de la autodestrucción. Hasta que Nick Fury aparece cual Pepe Grillo para hacer su magia, y de paso, sentar las bases para la próxima película de Marvel, Los Vengadores.

Entretenida y cargadísima de acción, Iron Man 2 descansa sobre los hombros del muy carismático Robert Downey Jr., quien nuevamente se roba el show como el excéntrico super héroe. De la mano del director Jon Favreau, quien no tomó muchos riesgos y se conformó con repetir la fórmula de la primera película, Downey nos presenta la otra cara de Stark, la de un hijo con la memoria de un padre al que nunca pudo complacer, la de un hombre cuya moral no es a prueba de balas, la de un héroe en exceso narcisista y capaz de descarrilarse. Desafortunadamente los demás personajes no reciben el mismo desarrollo y quedan algo planos, como un relleno suculento y atractivo, pero nada más. Ni siquiera los villanos parecen verdaderamente peligrosos en esta historia.

Las secuencias de acción abundan, trilladas y cansinas. En algunos momentos, Favreau pierde el ritmo de la historia, pero el daño no es letal. ¿Divertida? Si, ¿mejor que su predecesora? Definitivamente no. ¿Espero con ansias una tercer parte? Déjenme pensarlo.