Ir al contenido principal

A Serious Man - Un Hombre Serio

Un hombre serio está a punto de recibir la lección de su vida. Su nombre es Larry Gopnik (Michael Stuhlbarg).

Larry es un judío tradicional de mediana edad, casado, con dos hijos, profesor universitario y su estilo de vida no podría ser más convencional. Hasta que como una avalancha varios acontecimientos atentarán con descomponer su insignificante existencia.

Uno de sus estudiantes lo chantajea para aprobar los exámenes, su solicitud para ser profesor titular se ve en peligro por una serie de cartas amenazadoras, su problemático hermano se ha mudado a casa, su hija le roba dinero, su hijo menor es perseguido por el bravucón del vecindario y para poner la guinda en la torta, su esposa quiere el divorcio.

Acorralado, Larry explora soluciones, busca respuestas, busca consejos; ¡el pobre busca hasta distracciones! Pero no obtiene ni consuelo ni desahogo. Ni siquiera cuando se apoya en su religión, los rabinos que lo atienden sólo siembran más dudas y confusión.

El caos y la incertidumbre juegan un rol predominante en esta cinta de Joel y Ethan Coen: Mientras un desesperado Larry se pasea por los escenarios más disparatados y surrealistas, los Coen hilan una reflexión sobre la importancia de tener la perspectiva suficiente para entender la presencia e influencia del caos en nuestra existencia y por ende, en nuestra felicidad. No se trata de dictar cátedra sobre las respuestas de la vida, de explicar por qué las cosas malas le suceden a personas buenas, es simplemente un ejemplo sobre los altos y bajos de la vida de un sujeto ordinario.

La fotografía impecable de Roger Deakins nos sumerge en el suburbio sesentoso que los Coen seleccionaron como hogar de Larry, quizás un discreto homenaje al mismo tipo de vecindario que los vio crecer. Con el humor negro característico de estos hermanos, una sombria sensación de condena nos embarga mientras vemos a Larry sortear obstáculos uno tras otro, pero en el último minuto hasta la madre naturaleza parece recordarnos que sin importar cuán trágicas parezcan, las cosas siempre pueden empeorar.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

King Kong

El director de El Señor de los Anillos, Peter Jackson, rinde tributo a su película favorita, King Kong. Efectos espectaculares y una aventura singular hacen del remake de King Kong un éxito en su género.
Adaptada de la historia original y desarrollada en los años 30, el nuevo Kong expande su leyenda con detalles sobre la Depresión, Broadway y el mundo del Vaudeville.
El resultado es una película deslumbrante pero larguísima. Tres horas y siete minutos nos proveen con los más impresionantes efectos. Y aunque no decepciona visualmente, King Kong no es perfecta.
En mi opinión Jack Black y Adrien Brody están catastróficamente mal seleccionados. El primero parece no escapar de sus artimañas de comediante, y el segundo es simplemente deprimente. Tres actuaciones le dan a King Kong la calidez y el corazón necesarios para compensar esta debilidad, incluyendo a Naomi Watts como la rompecorazones Ann y Jamie Bell como el dulce y extraño Jimmie.
La tercera actuación es el propio Kong, un personaje…

Mi Villano Favorito - Despicable Me

La competencia en el género animado se volvió un poquitín mas interesante con la nueva propuesta de Illumination Entertainment, Mi Villano Favorito (creo que me gusta más su nombre original, Despicable Me).  Gracias al toque modernista que la casa de animación francesa Mac Guff Ligne le imprimió a su diseño de imagen, este es un filme que no se ve como otros, un rasgo refrescante y muy apreciado.
La cinta nos introduce a Gru, un villano desagradable que es capaz de congelar personas para adelantarse en la cola de la cafetería. La vida de Gru se concentra en urdir una canallada tras otra, con el objetivo de lograr ser reconocido como el Villano Más Grande del Mundo y ganar el respeto de su madre.  Desde el sótano de su casa -especie de laboratorio siniestro- Gru fragua con su fiel Dr. Nefario y los Miniones (esos marshmallows amarillos con lentes y bragas azules) cada una de sus trastadas. Pero sus planes son saboteados cuando otro villano llamado Vector entra en escena y amenaza con r…

The Fantastic Four - Los 4 Fantásticos

Héroes fantásticos, película mediocre

Los 4 Fantásticos son la última apuesta de los héroes de Marvel en dar el salto a la gran pantalla. Protagonizada por Ioan Gruduff, Jessica Alba, Chris Evans, Julian McMahon y Michael Chiklis, es también desafortunadamente otra película ruidosa, con muchos efectos y una historia blanda.
Divertida para ver, pero tan irrelevante como un cabello en el piso.
La primera hora de la película es pura diversión, entre el accidente que deja a los 4 con sus poderes y éstos aprendiendo a usarlos y quejándose de sus nuevos cambios. El verdadero desastre viene después, con las explosiones, las destrucciones de puentes, autopistas y cuanta infraestructura soporte las catástrofes que suceden una tras otra. Las actuaciones no son nada del otro mundo, con excepción de Michael Chiklis como la Mole, cuyo personaje es el mejor explotado, al menos emocionalmente hablando.
Pero si quieren un consejo, para ver superhéroes de verdad fantásticos, alquilen Los Increíbles.