Ir al contenido principal

Toy Story 3

Hace 15 años se inició una transformación en el mundo de la animación cinematográfica cuando un pequeño estudio llamado Pixar conquistó nuestra atención con una cinta llamada Toy Story.

En el año 2000 y contra todo pronóstico de que nunca segundas partes fueron buenas, Pixar se anotó otro éxito rotundo con Toy Story 2. Fueron sus personajes, sus historias bien narradas, más que su avanzada tecnología, lo que catapultó estas películas a un lugar especial en el corazón del público.

Y ahora para cerrar con broche de oro, Pixar nos regala otra joya cinematográfica en Toy Story 3.

El tiempo no sólo pasó para nosotros, sino también para nuestros adorados juguetes. Desterrados a un baúl, el clan de Woody y Buzz parece haber sido olvidado por su dueño Andy, quien está a punto de irse a la Universidad. Confrontados ante el dilema de ser enviados al ático o donados a la guardería Sunnyside, todos salvo el leal Woody parecen resignados a una existencia en el exilio. Y cuando por una equivocación toda la pandilla termina en Sunnyside, pareciera –por un breve período- que nuestros amigos han encontrado un paraíso utópico donde su razón de ser no tiene fecha de expiración.
                                                                                                                                                                                                                 
Crecer, madurar, decir adiós y seguir adelante son algunas de las lecciones que aprendemos en Toy Story 3. La historia se las arregla para mostrarnos los cambios vividos por los juguetes, sus razonamientos, sus sentimientos y motivaciones. Los guionistas nos llevan de la mano combinando drama, aventuras, suspenso y comedia mientras el tercer acto alcanza su cúspide emocional y un cierre conmovedor, agridulce y nostálgico se apodera de los sentidos, llevándonos a ese recuerdo oculto en nuestras memorias que nos hace revivir la niñez y agradecer a estos fieles amigos por habernos dado lo mejor de sí mismos, por tantos buenos momentos. 

Gracias Pixar por este regalo, la mejor película –hasta los momentos- de lo que va del año 2010. Mientras siempre exista alguien dispuesto a jugar, la magia no desaparecerá.

Comentarios

Anónimo dijo…
Yo en particular contuve las lágrimas al final, el guión muy preciso, la historia se nota que la estudiaron muchísimo y el resultado una obra cinematográfica que toca la melancolía, una excelente manera de decirle adiós a cosas que sin duda estarían mucho mejor en otra parte que con nosotros por no tener ya ese espacio para las mismas. Excelente!

Entradas más populares de este blog

King Kong

El director de El Señor de los Anillos, Peter Jackson, rinde tributo a su película favorita, King Kong. Efectos espectaculares y una aventura singular hacen del remake de King Kong un éxito en su género.
Adaptada de la historia original y desarrollada en los años 30, el nuevo Kong expande su leyenda con detalles sobre la Depresión, Broadway y el mundo del Vaudeville.
El resultado es una película deslumbrante pero larguísima. Tres horas y siete minutos nos proveen con los más impresionantes efectos. Y aunque no decepciona visualmente, King Kong no es perfecta.
En mi opinión Jack Black y Adrien Brody están catastróficamente mal seleccionados. El primero parece no escapar de sus artimañas de comediante, y el segundo es simplemente deprimente. Tres actuaciones le dan a King Kong la calidez y el corazón necesarios para compensar esta debilidad, incluyendo a Naomi Watts como la rompecorazones Ann y Jamie Bell como el dulce y extraño Jimmie.
La tercera actuación es el propio Kong, un personaje…

Mi Villano Favorito - Despicable Me

La competencia en el género animado se volvió un poquitín mas interesante con la nueva propuesta de Illumination Entertainment, Mi Villano Favorito (creo que me gusta más su nombre original, Despicable Me).  Gracias al toque modernista que la casa de animación francesa Mac Guff Ligne le imprimió a su diseño de imagen, este es un filme que no se ve como otros, un rasgo refrescante y muy apreciado.
La cinta nos introduce a Gru, un villano desagradable que es capaz de congelar personas para adelantarse en la cola de la cafetería. La vida de Gru se concentra en urdir una canallada tras otra, con el objetivo de lograr ser reconocido como el Villano Más Grande del Mundo y ganar el respeto de su madre.  Desde el sótano de su casa -especie de laboratorio siniestro- Gru fragua con su fiel Dr. Nefario y los Miniones (esos marshmallows amarillos con lentes y bragas azules) cada una de sus trastadas. Pero sus planes son saboteados cuando otro villano llamado Vector entra en escena y amenaza con r…

The Fantastic Four - Los 4 Fantásticos

Héroes fantásticos, película mediocre

Los 4 Fantásticos son la última apuesta de los héroes de Marvel en dar el salto a la gran pantalla. Protagonizada por Ioan Gruduff, Jessica Alba, Chris Evans, Julian McMahon y Michael Chiklis, es también desafortunadamente otra película ruidosa, con muchos efectos y una historia blanda.
Divertida para ver, pero tan irrelevante como un cabello en el piso.
La primera hora de la película es pura diversión, entre el accidente que deja a los 4 con sus poderes y éstos aprendiendo a usarlos y quejándose de sus nuevos cambios. El verdadero desastre viene después, con las explosiones, las destrucciones de puentes, autopistas y cuanta infraestructura soporte las catástrofes que suceden una tras otra. Las actuaciones no son nada del otro mundo, con excepción de Michael Chiklis como la Mole, cuyo personaje es el mejor explotado, al menos emocionalmente hablando.
Pero si quieren un consejo, para ver superhéroes de verdad fantásticos, alquilen Los Increíbles.