julio 01, 2010

The Green Zone - La Ciudad de las Tormentas

La supuesta posesión de armas de destrucción masiva por parte del gobierno iraquí sirvió de excusa para que en marzo de 2003 fuerzas aliadas iniciaran una invasión que puso fin al gobierno de Saddam Hussein.

En manos del jefe Roy Miller (Matt Damon) recae la misión de encontrar y desmantelar estas armas, cuya localización había sido informada por una fuente “confiable” del gobierno iraquí. Pero cuando la misión se torna en una persecución fantasma, Miller va más allá del deber y descubre una conspiración política que lo coloca en medio de los intereses de la CIA y el Pentágono.

El director Paul Greengrass ha cimentado una reputación honorable por amalgamar algunos de los filmes más impactantes de la última década (United 93, los filmes de Bourne entre ellos). En La Ciudad de las Tormentas, Greengrass continúa explotando el género del docu-drama, y en su ya conocido estilo cámara en mano despliega una historia sobre las verdaderas razones de las fuerzas políticas más poderosas del mundo para iniciar un conflicto armado y nos hace objetar y desconfiar del poder, sus autoridades e instituciones.

El guión de Brian Helgeland se basa en la novela Life in the Emerald City de Rajiv Chandrasekaram que relata los errores estratégicos durante ese primer año de guerra y la política de Estados Unidos. Greengrass traslada estos elementos a un filme donde la búsqueda de la verdad es el tema central y le da voz a todos los actores del conflicto, desde el militar ingenuo de Damon, los astutos políticos de la CIA y el Pentágono (Brendan Gleeson y Greg Kinnear) y los propios iraquíes a favor y en contra del régimen de Hussein (Faycal Attougui y Khallil Abdalla). Además hace una observación punzante a los periodistas que son capaces de transgredir su ética al no corroborar fuentes e historias antes de publicarlas.

Si bien es una historia que toma elementos de la realidad y los convierte en ficción, La Ciudad de las Tormentas es un trabajo relevante, lleno de observaciones éticas y morales que incomodará a algunos y nos hará pensar dos veces antes de creer ciegamente en la palabra de aquellos que en nombre de la justicia y la verdad toman decisiones que cambian el curso de la historia.
VZGEQSK3WKBC

2 comentarios:

Guso dijo...

Me habían comentado de la película diciendo que Matt Damon encarnaba a un Bourne con un uniforme.

Gracias a tu reseña, veo que va más allá de eso. Por lo que leo el largometraje toca un tema que hizo tambalear la credibilidad y el apoyo internacional de Bush.

Para mí, un gran error de los EEUU invadir Irak de esa manera.

Colocaré la película en lista para verla.

Un saludo

Cinemaniática dijo...

El personaje de Damon es bastante heroico y entiendo las comparaciones, pero la pelicula se sustenta en mucho mas que en la accion al estilo Bourne. Vale la pena verla.