Ir al contenido principal

Medianoche en París - Midnight in Paris




Surrealista como Dalí, apasionado como Hemingway, alocado como Zelda Fitzgerald, embriagante como Cole Porter. Woody Allen los engloba a todos (y a muchos más) en su creación más fresca y burbujeante, Medianoche en París.

Ambientada en la ciudad de la luz, cuna y hogar de grandes artistas y pensadores, Medianoche en París es una fantasía encantadora que nos hace viajar a la Era Dorada, evocando esa desgastada frase "todo tiempo pasado fue mejor" y nos da una merecida pero sutil lección sobre el por qué no debemos aferrarnos a semejantes premisas.

Para Gil Pender (Owen Wilson) es toda una aventura. El escritor -exitoso pero insatisfecho con su trabajo- se encuentra de vacaciones en París con su prometida Inez (Rachel McAdams). La cultura, la historia y la belleza que lo rodea parecen infectar a nuestro protagonista, hasta transportarlo en las noches al París de la década de los 20, donde conoce y se relaciona con sus ídolos artísticos. La chispa creativa se enciende. Gil se mueve entre la fantasía y la realidad, mientras progresivamente descubre ciertas cosas sobre sí mismo y su trabajo y como suele suceder, debe tomar decisiones que afectarán el rumbo de su historia.

Wilson se luce como el escritor inseguro y digamos que hasta ingenuo, con ecos lejanos a esas personalidades que Woody Allen ha retratado a lo largo de su carrera, aunque con un toque más sincero, tierno y romántico. La falta de cinismo hace de Gil un personaje adorable y por ello somos capaces de aupar su escape de la realidad sin ningún cuestionamiento. 

La ciudad del amor jamás se vio tan deslumbrante. Allen captura cada uno de sus ángulos, sus cambios de estaciones, de clima, temperamentales como los sentimientos humanos. Porter canta a lo lejos Let's Do It, Let's Fall In Love y uno no puede sino sucumbir a su voz y a esta infecciosa, dulce, ilógica, divertida, romántica invitación que Allen nos hace a perdernos entre los callejones que han albergado a tantos seres atormentados, amantes, neuróticos, insatisfechos, inseguros, eternamente enamorados.

Comentarios

Chucho dijo…
Yo la disfruté mucho. Me recordó al Woody Allen de "La rosa púrpura...".
Y me parece que Wilson hace una estupenda imitación de Woody!
Linda peli. Me devolvió la fe.

Entradas más populares de este blog

King Kong

El director de El Señor de los Anillos, Peter Jackson, rinde tributo a su película favorita, King Kong. Efectos espectaculares y una aventura singular hacen del remake de King Kong un éxito en su género.
Adaptada de la historia original y desarrollada en los años 30, el nuevo Kong expande su leyenda con detalles sobre la Depresión, Broadway y el mundo del Vaudeville.
El resultado es una película deslumbrante pero larguísima. Tres horas y siete minutos nos proveen con los más impresionantes efectos. Y aunque no decepciona visualmente, King Kong no es perfecta.
En mi opinión Jack Black y Adrien Brody están catastróficamente mal seleccionados. El primero parece no escapar de sus artimañas de comediante, y el segundo es simplemente deprimente. Tres actuaciones le dan a King Kong la calidez y el corazón necesarios para compensar esta debilidad, incluyendo a Naomi Watts como la rompecorazones Ann y Jamie Bell como el dulce y extraño Jimmie.
La tercera actuación es el propio Kong, un personaje…

Mi Villano Favorito - Despicable Me

La competencia en el género animado se volvió un poquitín mas interesante con la nueva propuesta de Illumination Entertainment, Mi Villano Favorito (creo que me gusta más su nombre original, Despicable Me).  Gracias al toque modernista que la casa de animación francesa Mac Guff Ligne le imprimió a su diseño de imagen, este es un filme que no se ve como otros, un rasgo refrescante y muy apreciado.
La cinta nos introduce a Gru, un villano desagradable que es capaz de congelar personas para adelantarse en la cola de la cafetería. La vida de Gru se concentra en urdir una canallada tras otra, con el objetivo de lograr ser reconocido como el Villano Más Grande del Mundo y ganar el respeto de su madre.  Desde el sótano de su casa -especie de laboratorio siniestro- Gru fragua con su fiel Dr. Nefario y los Miniones (esos marshmallows amarillos con lentes y bragas azules) cada una de sus trastadas. Pero sus planes son saboteados cuando otro villano llamado Vector entra en escena y amenaza con r…

The Fantastic Four - Los 4 Fantásticos

Héroes fantásticos, película mediocre

Los 4 Fantásticos son la última apuesta de los héroes de Marvel en dar el salto a la gran pantalla. Protagonizada por Ioan Gruduff, Jessica Alba, Chris Evans, Julian McMahon y Michael Chiklis, es también desafortunadamente otra película ruidosa, con muchos efectos y una historia blanda.
Divertida para ver, pero tan irrelevante como un cabello en el piso.
La primera hora de la película es pura diversión, entre el accidente que deja a los 4 con sus poderes y éstos aprendiendo a usarlos y quejándose de sus nuevos cambios. El verdadero desastre viene después, con las explosiones, las destrucciones de puentes, autopistas y cuanta infraestructura soporte las catástrofes que suceden una tras otra. Las actuaciones no son nada del otro mundo, con excepción de Michael Chiklis como la Mole, cuyo personaje es el mejor explotado, al menos emocionalmente hablando.
Pero si quieren un consejo, para ver superhéroes de verdad fantásticos, alquilen Los Increíbles.