agosto 15, 1999

Notting Hill

Publicada en 1999.

Un lugar para visitar


En Inglaterra existe un vecindario donde al parecer los cuentos de hadas todavía se hacen realidad: donde la actriz más famosa de Hollywood, una diosa cuya cara aparece en todas las revistas, periódicos y pantallas de T.V., se enamorará irracionalmente del dueño de una librería semi-quebrada, un simple mortal inglés que la verá entrar a su local y a su vida como una especie de sueño mágico, demasiado bueno para ser verdad. Un lugar llamado Notting Hill.

Julia Roberts y Hugh Grant -como Anna Scott y William Thacker- se reúnen por vez primera en esta cinta donde la sombra de la fama y la celebridad amenazan la posibilidad de una relación feliz entre dos seres radicalmente diferentes.

El desfile acosador de los periodistas no ayudará a la pareja. El comportamiento afectado de los amigos de William tampoco, sin contar a su excéntrico compañero de habitación y la aparición repentina en escena del desagradable novio de Anna.

El peculiar humor inglés es explotado con éxito en Notting Hill, a través de escenás  donde los amigos se reúnen para compartir buenos y malos momentos. La ironía, los contrastes de los personajes, las expectativas y la dura realidad son confrontados de forma directa.

Hugh Grant acierta con la interpretación de un hombre común, agradable y encantador en su única manera; la misma que lo hizo famoso en "Cuatro Bodas y un Funeral".

Julia Roberts da vida a un personaje que se le asemeja mucho, al menos en lo que respecta a su estatus como celebridad. Sabe plasmar en pantalla ese "carisma" que hace a la gente congelarse de placer en su presencia, a la actriz ególatra, temperamental y hastiada del acoso periodístico, a la vez que nos muestra "una chica que sólo quiere ser amada".

Divertida y mágica, con su elegante nostalgia, Notting Hill es un lugar que vale la pena visitar. No dejen de ir a este vecindario.

No hay comentarios.: