octubre 26, 1999

Ecos Mortales

Publicada en 1999.


Misión supernatural


En Hollywood, la norma es siempre sacar dos o más cintas que toquen el mismo tema. Paso con Armageddon e Impacto Profundo, con Hormiguitaz y Bichos, con Volcano y El Pico de Dante. Ahora, la similaridad está entre Sexto Sentido y Ecos Mortales, la más reciente producción de David Koepp.

De una novela de Richard Matheson, el autor de Somewhere in Time, The Incredible Shrinking Man y Más Allá de los Sueños, surge una historia espectral llena de escepticismo, fé y poderes ocultos.

Kevin Bacon es Tom Witsky, un trabajador común y corriente, esposo y padre, que se transtorna al descubrir que su hijo aparentemente habla con "fantasmas". Tom simplemente asume que todo está en la imaginación del pequeño.

En una fiesta Tom acepta ser hipnotizado por su cuñada como parte de un juego y resulta que Tom es altamente susceptible e inconscientemente libera habilidades telekinéticas que estaban reprimidas en algún rincón de su psique.

Tom pronto se verá aturdido con visiones de un ser que busca ayuda y no lo dejará en paz hasta que un criminal sea atrapado.

Más que una historia de fantasmas, Ecos Mortales es una cinta que documenta la trasformación de un hombre inicialmente desconfiado en un creyente apasionado. Bacon entrega una actuación impecable como Tom, un hombre decidido a cumplir una misión, energético y agresivo, pero también vulnerable y dispuesto en proteger a sus seres amados y su hogar, incluso si tiene que desbaratarlo ladrillo a ladrillo.

"Nunca quise ser famoso, pero nunca esperé ser tan ordinario", le dice Tom a su esposa. Supongo que pocos caen en cuenta de que en realidad cada quien en su propia manera es extraordinario.

No hay comentarios.: