agosto 24, 2007

Live Free or Die Hard - Duro de Matar 4

Día de Independencia

Han pasado 12 años desde que Bruce Willis gritara su célebre yippeee-ki-yay antes de despachar al villano de turno en Duro de Matar 3. Pero luego de resucitar a su personaje más famoso, digo que tomó una buena decision y sus fanáticos más aguerridos no se decepcionarán con la nueva cinta "Live Free or Die Hard".

La película es un triunfo en su género: la ausencia de CGI y por ende, el "uso de dobles" le da un feeling anticuado pero satisfactorio. Además, hay bastante diversión en Duro de Matar 4.0 y la diversión comienza con el mismísimo Willis. Su John McClane todavía deambula por las calles pero su cabello ha desaparecido. El guion se burla bastante del paso de los años del detective newyorkino.

La trama por supuesto, es exagerada y predecible y ni siquiera intentaré dar una explicación que seguramente nos dejará con más preguntas que respuestas. En corto: un nuevo villano amenaza con controlar el suministro de energía eléctrica de Estados Unidos. Sólo un hombre puede detenerlo, y McClane, ayudado por un hacker (Justin Long) trata de detener un nuevo apocalipsis.

Lo que sigue es una ininterrumpida secuencia de persecusión tras otra, o ambas simultáneamente, mientras McClane fastidia a los malucos y se deteriora progresivamente. Pero este es John McClane, asi que no esperen que muera así de fácil.

Cada escena de acción supera a la anterior y los realizadores no pierden tiempo en pequeños detalles como diálogo. Cualquier parlamento es corto y endulzado con sarcasmo e ironía. El director mantiene el humor y la acción en paso acelerado, pero sin olvidar que este es el show de Bruce y él, afortunadamente, no decepciona.

agosto 20, 2007

Ratatouille

Bon appetit!!

Ratatouille es el nombre de un sencillo y rural platillo francés y hasta el más rata-fobico se derretirá con este apetitoso platillo.

Esta es la segunda colaboración de Pixar y Disney luego de su fusión. La cinta tiene sabor culinario, pues narra la historia de Remy, una rata apasionada por la comida. Remy posee un gusto más sofisticado que su hemano Emile y el resto de su comunidad roedora. El fantasma de su héroe, el renombrado chef Gusteau, visita a Remy en lo que podemos describir como una alucinación y lo motiva a emplear sus habilidades para rescatar a su restaurante.

Una vez en Gusteau's, Remy conoce a Lingüini, el chico de mantenimiento. Y escondido bajo su sombrero, Remy le indica cómo crear deliciosos manjares, lo que rápidamente eleva la reputación tanto de Lingüini como de Gusteau.

Ratatouille nos enseña el mundo de los restaurantes, sus rivalidades, envidias y turbulentas políticas. A través de los celos, intriga, la amistad y el amor, Ratatouille nos enseña lo que se necesita para superar la falta de autoestima y convertirnos en la persona (o rata!) que estamos destinados a ser.

Pero Ratatouille también obsequia otras lecciones de vida. Por ejemplo, ¿cómo lidiar con aquellos miembros de nuestra familia que no ven nuestro potencial? ¿Cómo tratar a las personas que nos presionan a saltarnos las reglas para su beneficio?

El mejor aprendizaje de Ratatouille está en el descubrimiento que sus personajes tienen con respecto a  sí mismos: no importa lo que somos; lo importante es ser felices haciendo lo que nos gusta.