Ir al contenido principal

Man on Wire, The September Issue, Capitalism: A Love Story

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de ver 3 documentales, los cuales quiero hoy compartir:

Man on Wire. Excepcional relato de Phillipe Petite, un francés que en 1974 llevó a cabo la hazaña de caminar sobre un cable a través de las extintas Torres Gemelas en New York. La cinta dirigida por James Marsh es maravillosa no sólo por la manera en que es narrada, a través de fotografías, entrevistas con los protagonistas, uso de “footage” real y algunas escenas que fueron actuadas para dar fluidez a la historia. Lo mejor de Man on Wire es el propio Petite, un personaje tan peculiar y lleno de vida que no puedes sino desear que lleve a cabo con éxito su “golpe”, como tan poéticamente él lo describe. Es como ver a un niño pequeño haciendo una travesura, lleno de ilusión, picardía y emoción. Es un triunfo del espíritu humano a los convencionalismos, una mirada nostálgica pero respetuosa a las desaparecidas torres y una historia llena de humor, suspenso, comedia y drama. La mejor del trío.

The September Issue narra la creación del número de la revista Vogue correspondiente a septiembre de 2007 por parte de su editora en jefe, Anna Wintour y su equipo editorial. Es un vistazo glamoroso al mundo de la moda y sus pequeñas guerras de poder, desde la selección del vestuario, locaciones, modelos, hasta el ensamblaje y orden de la revista, todo bajo la mirada glacial, crítica y casi despiadada de Wintour. Esta es la mujer que inspiro el personaje de Meryl Streep en El Diablo viste de Moda. Una elegante ejecutiva calculadora, poderosa, implacable y dominante que impone su punto de vista pero es respetada por su experiencia. Hay drama, mucha tensión, miradas de odio, impotencia y desesperación. Es interesante ver este mundillo en primera fila como si de un desfile de alta costura se tratara.

Finalmente esta Capitalism: A Love Story, el más reciente documental del cineasta Michael Moore, quien ya se ha acostumbrado demasiado al emplear el sensacionalismo y el show mediático para despertar el interés por sus historias. Capitalism nos habla del por qué el sistema económico en los Estados Unidos ha fallado y las consecuencias trágicas que los norteamericanos están sufriendo por culpa de este fracaso. Existen historias francamente espeluznantes y tristes que por alguna razón terminan llevándonos al pueblo natal de Moore, Flint, Michigan, que bastantes penurias ha padecido, según hemos visto en todos sus documentales. Eso es lo que critico de Moore, su visión se reduce siempre a lo mismo, a revivir las agonías pasadas, señalar a los villanos del cuento (en este caso, los bancos y Wall Street, que no tengo la menor duda que lo sean) y apretujar un par de escenas donde él se convierte en una especie de Robin Hood que lucha por defender los derechos ciudadanos de los más débiles. Es un enredo que ni el propio Moore entiende.

Comentarios

Anónimo dijo…
Anoche vi Capitalismo, me parecio un documental sumamente parcializado y por lo tanto, tiene cero credibilidad. Moore ya paso la barrera del estrellato y se convirtio en un panfletero de sus causas y tendencias politicas.

Entradas más populares de este blog

King Kong

El director de El Señor de los Anillos, Peter Jackson, rinde tributo a su película favorita, King Kong. Efectos espectaculares y una aventura singular hacen del remake de King Kong un éxito en su género.
Adaptada de la historia original y desarrollada en los años 30, el nuevo Kong expande su leyenda con detalles sobre la Depresión, Broadway y el mundo del Vaudeville.
El resultado es una película deslumbrante pero larguísima. Tres horas y siete minutos nos proveen con los más impresionantes efectos. Y aunque no decepciona visualmente, King Kong no es perfecta.
En mi opinión Jack Black y Adrien Brody están catastróficamente mal seleccionados. El primero parece no escapar de sus artimañas de comediante, y el segundo es simplemente deprimente. Tres actuaciones le dan a King Kong la calidez y el corazón necesarios para compensar esta debilidad, incluyendo a Naomi Watts como la rompecorazones Ann y Jamie Bell como el dulce y extraño Jimmie.
La tercera actuación es el propio Kong, un personaje…

Mi Villano Favorito - Despicable Me

La competencia en el género animado se volvió un poquitín mas interesante con la nueva propuesta de Illumination Entertainment, Mi Villano Favorito (creo que me gusta más su nombre original, Despicable Me).  Gracias al toque modernista que la casa de animación francesa Mac Guff Ligne le imprimió a su diseño de imagen, este es un filme que no se ve como otros, un rasgo refrescante y muy apreciado.
La cinta nos introduce a Gru, un villano desagradable que es capaz de congelar personas para adelantarse en la cola de la cafetería. La vida de Gru se concentra en urdir una canallada tras otra, con el objetivo de lograr ser reconocido como el Villano Más Grande del Mundo y ganar el respeto de su madre.  Desde el sótano de su casa -especie de laboratorio siniestro- Gru fragua con su fiel Dr. Nefario y los Miniones (esos marshmallows amarillos con lentes y bragas azules) cada una de sus trastadas. Pero sus planes son saboteados cuando otro villano llamado Vector entra en escena y amenaza con r…

The Fantastic Four - Los 4 Fantásticos

Héroes fantásticos, película mediocre

Los 4 Fantásticos son la última apuesta de los héroes de Marvel en dar el salto a la gran pantalla. Protagonizada por Ioan Gruduff, Jessica Alba, Chris Evans, Julian McMahon y Michael Chiklis, es también desafortunadamente otra película ruidosa, con muchos efectos y una historia blanda.
Divertida para ver, pero tan irrelevante como un cabello en el piso.
La primera hora de la película es pura diversión, entre el accidente que deja a los 4 con sus poderes y éstos aprendiendo a usarlos y quejándose de sus nuevos cambios. El verdadero desastre viene después, con las explosiones, las destrucciones de puentes, autopistas y cuanta infraestructura soporte las catástrofes que suceden una tras otra. Las actuaciones no son nada del otro mundo, con excepción de Michael Chiklis como la Mole, cuyo personaje es el mejor explotado, al menos emocionalmente hablando.
Pero si quieren un consejo, para ver superhéroes de verdad fantásticos, alquilen Los Increíbles.