Ir al contenido principal

Los Agentes del Destino - The Adjustment Bureau



¿Existe la libre voluntad? ¿Estás en control de tu vida o existe una fuerza mayor que toma las decisiones? La eterna diatriba vuelve a la palestra en el film Agentes del Destino. Y no hay mejor razón que el amor para descubrir cuál de las dos verdaderamente se impone en esta historia.

Al parecer, el universo sí tiene un plan maestro. Cada ser humano nace con un objetivo, una misión. Pero en el caso de David Norris (Matt Damon), el plan incluye conocer al amor de su vida, la bella Elise Sellas (Emily Blunt) pero no la parte de "vivieron felices para siempre".

Un senador con un brillante futuro y una prometedora bailarina se conocen bajo las circunstancias más inusuales y surge una conexión. Un momento que cambia la vida de ambos. Un beso. Pero la perspectiva de un romance es opacada por algo más grande. El  destino. Un alguien, llamado "The Chairman" a quien jamás hemos visto, ha trazado nuestro camino, y para asegurarse de que se cumpla, una legión de agentes en fedoras y abrigos está desplegado en la Tierra, presto a intervenir y reajustar el plan de cada ser humano.

Los Agentes del Destino, basada en una historia corta de Phillip K. Dick, tiene una carga teológica y filosófica que aunque sirve de trasfondo para desarrollar la trama, no se convierte en su eje central. La película, abundante en acción y fantasía, nos cautiva con una premisa más sencilla: podrán estas dos personas, claramente hechas la una para la otra, desafiar los planes ya delineados para ellos e imponer su voluntad?

No recuerdo haber visto una conversación de escasos cinco minutos que pudiera motivarme a conocer el desenlace de una historia. Esa escena, que pone en movimiento al film, está perfectamente ejecutada. La clave reside en la buena química de Matt Damon y Emily Blunt. Porque más allá de una historia que seguramente tiene algún agujero en su guión, de su ingeniosa propuesta (puertas que te trasladan a diferentes puntos geográficos de la ciudad), quienes nos importan son David y Elise. Sin hacer a un lado a los agentes, simpáticos ejecutores de órdenes, ni buenos ni malos, son nuestros protagonistas, con su romance cliché, con cada obstáculo que superan, cada risa, confesión y esa complicidad algo pícara en sus miradas, quienes nos mantienen por casi dos horas vociferándole a ese ser invisible que somos nosotros quienes tenemos el control de nuestra fortuna, y que él, aunque lo tilden de infalible, de vez en cuando también se equivoca.

Comentarios

OscarWRG dijo…
Milva a mí que gustó que jode la película, la vi hace como un mes.

Muy buena, y ciertamente muy buena química entre Damon y Blunt

Entradas más populares de este blog

King Kong

El director de El Señor de los Anillos, Peter Jackson, rinde tributo a su película favorita, King Kong. Efectos espectaculares y una aventura singular hacen del remake de King Kong un éxito en su género.
Adaptada de la historia original y desarrollada en los años 30, el nuevo Kong expande su leyenda con detalles sobre la Depresión, Broadway y el mundo del Vaudeville.
El resultado es una película deslumbrante pero larguísima. Tres horas y siete minutos nos proveen con los más impresionantes efectos. Y aunque no decepciona visualmente, King Kong no es perfecta.
En mi opinión Jack Black y Adrien Brody están catastróficamente mal seleccionados. El primero parece no escapar de sus artimañas de comediante, y el segundo es simplemente deprimente. Tres actuaciones le dan a King Kong la calidez y el corazón necesarios para compensar esta debilidad, incluyendo a Naomi Watts como la rompecorazones Ann y Jamie Bell como el dulce y extraño Jimmie.
La tercera actuación es el propio Kong, un personaje…

Mi Villano Favorito - Despicable Me

La competencia en el género animado se volvió un poquitín mas interesante con la nueva propuesta de Illumination Entertainment, Mi Villano Favorito (creo que me gusta más su nombre original, Despicable Me).  Gracias al toque modernista que la casa de animación francesa Mac Guff Ligne le imprimió a su diseño de imagen, este es un filme que no se ve como otros, un rasgo refrescante y muy apreciado.
La cinta nos introduce a Gru, un villano desagradable que es capaz de congelar personas para adelantarse en la cola de la cafetería. La vida de Gru se concentra en urdir una canallada tras otra, con el objetivo de lograr ser reconocido como el Villano Más Grande del Mundo y ganar el respeto de su madre.  Desde el sótano de su casa -especie de laboratorio siniestro- Gru fragua con su fiel Dr. Nefario y los Miniones (esos marshmallows amarillos con lentes y bragas azules) cada una de sus trastadas. Pero sus planes son saboteados cuando otro villano llamado Vector entra en escena y amenaza con r…

The Fantastic Four - Los 4 Fantásticos

Héroes fantásticos, película mediocre

Los 4 Fantásticos son la última apuesta de los héroes de Marvel en dar el salto a la gran pantalla. Protagonizada por Ioan Gruduff, Jessica Alba, Chris Evans, Julian McMahon y Michael Chiklis, es también desafortunadamente otra película ruidosa, con muchos efectos y una historia blanda.
Divertida para ver, pero tan irrelevante como un cabello en el piso.
La primera hora de la película es pura diversión, entre el accidente que deja a los 4 con sus poderes y éstos aprendiendo a usarlos y quejándose de sus nuevos cambios. El verdadero desastre viene después, con las explosiones, las destrucciones de puentes, autopistas y cuanta infraestructura soporte las catástrofes que suceden una tras otra. Las actuaciones no son nada del otro mundo, con excepción de Michael Chiklis como la Mole, cuyo personaje es el mejor explotado, al menos emocionalmente hablando.
Pero si quieren un consejo, para ver superhéroes de verdad fantásticos, alquilen Los Increíbles.