mayo 30, 2002

The Bourne Identity - Identidad Desconocida

Publicada en el 2002.


El nuevo antihéroe



Esta década encontró en Jason Bourne un nuevo antihéroe. Interpretado por Matt Damon, el protagonista frío y metódico del escritor Robert Ludlum es la más reciente adición a la lista cinematográfica de agentes especiales.

Llevado a la pantalla por Doug Liman, Identidad Desconocida es un thriller de acción con una inteligencia y estilo diferentes.

El misterio se inicia en altamar, donde Bourne es encontrado flotando y rescatado por un bote pesquero italiano. Dos tiros en su espalda y un dispositivo electrónico cosido en su piel -que contiene el número de una cuenta bancaria en Suiza- es lo único que trae consigo, pues su memoria está perdida y no recuerda quién es ni cómo llegó hasta ese lugar. Su confusión y temor se acrecenta cuando encuentra en una caja de seguridad seis pasaportes con su fotografía estampada pero con distintas identidades. Sin memoria alguna de los eventos pasados de su vida, Bourne se propone averiguar quién es él realmente y qué fue lo que le pasó.

A pesar de su amnesia, los instintos de Bourne no se ven afectados; así descubre que está entrenado en artes marciales y combates y que puede hablar varios lenguajes. Ayudado por una joven llamada Marie, Bourne viaja desde Suiza hasta París, mientras sus antiguos jefes de la CIA tratan de localizarlo y aniquilarlo antes de que hable y cause una crisis interna dentro de las altas esferas del gobierno.

Combinando los elementos de un thriller de espionaje con un buen reparto, Identidad Desconocida es un film que satisface nuestros deseos más básicos de distracción. Doug Liman le suministra a la fórmula tradicional del género un estilo visual y tono que pareciera operar lejos de los convencionalismos. Sus personajes misteriosos y sin lazos afectivos ayudan a mantener el enigma de la trama, cuya resolución es tan satisfactoria como el mismo film.

mayo 29, 2002

40 Days and 40 Nights - 40 Días y 40 Noches

Publicada en el 2002.


Sexo en cuarentena


Quizás para muchos pasar 40 días sin sexo no sea la gran cosa, pero en el caso de Matt Sullivan será toda una hazaña.

Luego de que su novia Nicole lo abandona, Matt pasa meses devorando chicas, una tras otra, hasta que comienza a tener alucinaciones. Asesorado por su hermano, Matt decide que el celibato es la solución y se propone pasar la cuaresma sin sexo ni autogratificación.

Para los amigos de Matt, esta odisea es tan absurda como imposible e inmediatamente aprovechan la situación para hacer apuestas sobre cuánto tiempo durará la abstinencia de Matt, quien tampoco la tendrá fácil mientras se le atraviesan tentaciones irresistibles  y hasta la posibilidad de un nuevo amor.

El debut del guionista Robert Perez, aunque es muy explícito, no cae en el estereotipo grotesco de otras comedias como American Pie. Josh Hartnett (Pearl Harbor) demuestra no estar preparado para cargar en sus hombros el peso de una película entera.

40 días y 40 noches es una historia que trata de sacar el máximo humor posible de la frustración sexual de su protagonista. La película trata de vendernos la premisa de que las relaciones fundamentadas en el sexo son menos satisfactorias que las que se basan en sentimientos. Wow que gran descubrimiento...

mayo 28, 2002

Y Tu Mamá También

Publicada en el 2002.


Aventura mexicana
 

Alfonso Cuarón regresa a la pantalla grande abandonando los parajes victorianos de cuentos de hadas característicos de sus trabajos pasados para presentarnos una historia moderna sobre el paso de la adolescencia a la madurez. Su título: Y Tu Mamá También.

A sus 28 años Luisa (Maribel Verdu) está cansada de su vida y decide darle un vuelco luego de recibir malas noticias. Por ello, resuelve aceptar una invitación particular de Julio y Tenoch (Diego Luna y Gael García Bernal), dos jóvenes cuyas vidas giran en torno a sus hormonas y un código de amistad que sólo ellos comprenden.

En una camioneta llamada Betsabé este trío se embarca en una aventura automovílistica por los parajes rurales de México, hasta llegar a Boca del Cielo, un lugar donde la sexualidad, la inocencia y la amistad entrarán en conflicto.

Y Tu Mamá También es un road movie moderno que expone en sus cuadros temas como la amistad, la sexualidad y la pérdida de la inocencia. Juguetona, sarcástica, cruda y tierna a la vez, la cinta de Cuarón también lidia con la convergencia de situaciones que definen y marcan la vida de las personas.

Y es precisamente esa experiencia juntos la que hace que este trío enrumbe su camino, aunque su amistad y sus vidas nunca vuelvan a ser las mismas.

mayo 24, 2002

One Hour Photo - Retratos de una Obsesión

Publicada en el 2002.


Close-up


Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Pero en Retratos de una Obsesión, las imágenes valen más que la vida para Sy Parrish (Robin Wiliams).

Sy trabaja en el foto-estudio de un supermercado local. El se encarga de revelar las fotografías de aquellos que capturan con sus cámaras los momentos más felices o especiales de sus vidas. Sy toma su trabajo muy seriamente y no escatima esfuerzos para que las fotos se vean perfectas.

El problema es que Sy Parrish ha visto ya demasiadas instantáneas de una familia en particular, los Yorkin. Se ha obsesionado con Nina, Will y su hijo Jacob hasta el punto de considerarse parte de su familia, y cuando algo bueno les pasa él se alegra internamente por los Yorkin. Pero si alguna cosa está mal, Sy es capaz de hacer lo que sea para resolverla.

Entonces, Sy cruza la delgada línea entre la cordura y la locura.

Retratos de una Obsesión nos ofrece la nueva travesía de Robin Williams por el lado oscuro. El comediante y héroe sentimental del filmes como La Sociedad de los Poetas Muertos, Mrs. Doubtfire, El Pescador de Ilusiones y Good Will Hunting dejó atrás su imagen bonachona y ahora ha optado por roles más agresivos y macabros.

El director/guionista Mark Romanek enfoca la historia completamente en Sy; con narraciones en off, describe poco a poco la naturaleza de su personalidad. Del mismo modo que una fotografía, el retrato de un ser reprimido, obsesivo y agresivo es revelado ante nuestros ojos. La próxima vez que tenga que revelar unas fotos, piénselo mejor.

The Sum of All Fears - La Suma de Todos los Miedos

Publicada en el 2002.
 
Miedo explosivo



El alto riesgo de las políticas internacionales y la naturaleza del poder son expuestos en el más reciente largometraje de Paramount Pictures, La Suma de Todos los Miedos.
 
Thriller político basado en la novela del escritor Tom Clancy, el film narra una historia importante para cualquier nación, la de la posibilidad de sufrir un ataque terrorista y no tener la capacidad de impedirlo.

Ben Affleck es el héroe perenne Jack Ryan, rol que ha sido interpretado previamente por Harrison Ford y Alec Baldwin. A diferencia del texto de Clancy, Ryan ha sido transformado para el film a novato analista de la CIA, que cae bajo el amparo del jefe de la organización, Bill Cabot (Morgan Freeman).

Resulta ser que Ryan escribió un ensayo sobre el nuevo presidente de Rusia y Bill Cabot desea que lo acompañe a ese país para que de su opinión sobre el nuevo gobernante, quien acaba de bombardear Chechenia para hacer creer al mundo que es un político "de línea dura".

En Rusia, Ryan descubre que tres eminentes científicos están desaparecidos del laboratorio de desarrollo nuclear y estos hombres son claves en la confección de bombas. Los científicos han sido contratados por un grupo terrorista neonazi, que desea revivir la guerra fría entre Rusia y Estados Unidos colocando una bomba en un estadio en Baltimore.

La Suma de Todos los Miedos es una cinta que reflexiona sobre eventos catastróficos que podrían pasar o han sucedido en la vida real. 


La versión inexperta de Ryan sirve
además para mostrar pequeños avances de la inteligencia que el personaje manifiesta eventualmente. Y sin duda, para tratar de darle más vida a la franquicia.

mayo 20, 2002

E.T.

Publicada en el 2002 con motivo de su 20 Aniversario.


Llamando a casa
 

20 años. ¿Es posible que hayan pasado sólo 20 años desde que estrenaron E.T.? El recuerdo de haberla visto por primera vez en el cine está tan vivo como si hubiera sucedido ayer. Y sin embargo, el tiempo ha pasado, las cosas han cambiado, pero lo que sigue intacta es mi opinión sobre E.T.

Y simplemente opino que es una película maravillosa.

Dos décadas después de su debut, el clásico infantil del director Steven Spielberg regresa a las pantallas con una historia donde la amistad, el cariño, la amabilidad y el amor lo conquistan todo.

Para quien no recuerde o no conozca la trama, E.T. cuenta las aventuras de una criatura de otro planeta que por equivocación es dejada en la Tierra, y hace amistad con un niño solitario de 10 años llamado Elliot (Henry Thomas). Desde la primera vez que E.T. y Elliot se conocen, nos percatamos que este ser no sólo es perceptivo, sino también inteligente y sensible.

La cinta narra las experiencias de E.T. descubriendo el mundo de los humanos y su estilo de vida, mientras unos misteriosos hombres están tras su pista y la criatura trata de establecer contacto con su nave para que lo lleven de regreso a casa.

Narrada desde la perspectiva de un niño, nos daremos cuenta como todos los adultos del film, con excepción de la mamá de Elliot, son personajes en el mejor estilo de una caricatura de Charlie Brown, sin rostros, y aparecen únicamente como una sombra amenazadora en el inocente mundo infantil. Así instintivamente, nos identificamos con E.T. y Elliot y percibimos a los adultos como "los malos de la película".

Llena de candor, humor y esperanza, E.T. es un film de esos que nos hace sentir bien. Es  nostálgico y evocador, pleno de momentos inolvidables. La dirección es impecable, la música conmovedora. Hace 20 años me impactó cuando era una niña, la adoré profundamente y ahora la sigo adorando.

Pensé que solo se trataba de ver una película infantil y recordarme de momentos como cuando las bicicletas vuelan o cuando E.T. cura a Elliot con su dedo iluminado. Nunca creí que lloraría de nuevo si volvía a ver E.T. 

Vaya que estaba equivocada.

mayo 12, 2002

Beauty and the Beast - La Bella y la Bestia

Publicada en el 2002 con motivo de su 10mo Aniversario.


Fábula ancestral
 

La Bella y la Bestia ha sido celebrada como la mejor película animada de todos los tiempos. Sin ir tan lejos, podemos asegurar que es una de las mejores y afortunadamente, luego de diez años de su estreno, tenemos en la gran pantalla por segunda vez la clásica cinta de Disney -restaurada, con sonido remasterizado y una nueva secuencia musical-.

Para el que no conozca la historia, demos una breve explicación: Bella es una chica del siglo XVIII que vive con su padre, un inventor. La joven -fanática de los libros-, ha capturado la atención del galán del pueblo, Gastón, pero no está dispuesta a convertirse en una doncella más con "vida provincial". Cuando su padre es capturado por una horrible Bestia en un castillo encantado, Bella decide salvarlo y toma su lugar como la prisionera de la Bestia -que en realidad es un príncipe bajo los efectos de un hechizo-. En el castillo, Bella hace unos cuantos amigos y aprende que la verdadera belleza suele yacer oculta en el interior de las personas.

Fantásticos números musicales, una historia que combinó comedia y drama y una animación que considero una de las más exquisitas que ha producido Disney hacen de esta cinta un verdadero regalo audiovisual.

La Bella y La Bestia encierra una historia clásica. Es una experiencia maravillosa volver a revivir este clásico, capaz de despertarnos un millón de sensaciones y emociones imposibles de comparar con cualquier otro film animado de su época, con excepción quizás de El Rey León. Es fácil ver porque mereció una nominación al Oscar como Mejor Película hace diez años, pues su encanto es eterno y su historia más vigente que nunca.